Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un encuentro para decidir el futuro

Dos alumnas de La Herradura son seleccionadas en el programa regional Masterclass Canarias

Andrea Rodríguez (izq) y Carolina Sánchez (dcha), seleccionadas del programa Masterclass Canarias Andrés Cruz

Carolina Sánchez y Andrea Rodríguez, alumnas del instituto de la Herradura, quieren ser maestras. El programa Canarias Masterclass, en el que han sido seleccionadas, las ayudará a decidirse

Elegir la profesión a la que te dedicarás durante toda tu vida (o por lo menos de una parte importante) no es una decisión fácil. Por eso existen programas como el Masterclass Canarias, una iniciativa de orientación impulsada por el área de Educación del Gobierno de Canarias, que pretende desvelar a los estudiantes de bachillerato todas las dudas que puedan tener antes de escoger una carrera universitaria. 

En ese sentido, Carolina Sánchez y Andrea Rodríguez, estudiantes de segundo de bachillerato del instituto Lomo de la Herradura, no titubean. Ambas tienen claro que quieren dedicarse a la docencia. Sin embargo, cuando la coordinadora de este proyecto educativo acudió al instituto el pasado mes de marzo para explicar al alumnado en qué les podría beneficiar, lo vieron bastante claro. "Nos pareció una oportunidad perfecta porque ofrece muchísimas ventajas", afirman ilusionadas y recuerdan que se apuntaron en el mismo momento que conocieron la iniciativa.

Cuando supieron un mes más tarde que más de 2.000 estudiantes de todo el Archipiélago habían decidido inscribirse en el certamen no pudieron más que sorprenderse. "No creíamos que fuésemos a pasar todas las fases", admiten con una sonrisa. Pero lo hicieron. "Tuvimos que hacer exámenes psicotécnicos de personalidad y razonamiento", explican las jóvenes, que añaden que a partir de ahí se efectuó una criba en la que acabaron solo 200 personas. La tercera fase consistió en la elaboración de un vídeo de presentación y a partir de ahí se efectuó la selección final de 50 estudiantes, en donde tuvieron cabida las dos jóvenes de La Herradura al contar también con notas medias de primero de Bachillerato superiores al 9,5 cada una. "Fue increíbles que nos seleccionasen y encima a las dos juntas", expresan emocionadas, mirándose la una a la otra con complicidad. “Somos amigas desde que éramos pequeñas, así que nos ha hecho mucha más ilusión", aseveran. 

Las jóvenes señalan que será entre el 1 y el 2 de junio cuando se efectuarán las jornadas del programa. En concreto, el proyecto consiste en asignar a cada participante un mentor dedicado al sector profesional al que se quieren dedicar, de modo que durante todo un día podrán conocer de primera mano la realidad del sector laboral deseado, resolver todas las preguntas que puedan tener y recibir consejos. El objetivo es evitar que los estudiantes se equivoquen a la hora de escoger sus grados universitarios, así como la fuga de talentos. "A ellas este programa les va a servir sobre todo como herramienta de motivación; van a poder vivir lo que es ser docente, lo que probablemente les servirá de impulso para esforzarse también durante la carrera", considera Guiomar de las Nieves, jefa de estudios del centro. 

"Este programa les va a servir sobre todo como herramienta de motivación, podrán ver desde dentro cómo es ser docente", expresa su profesora

decoration

La responsable define a las chicas como responsables, trabajadores y con "una grandísima capacidad de servicio", por lo que no le cuesta para nada visualizarlas como profesoras en un futuro. "Hay que tener afán por cuidar a los demás y ellas lo tienen", asevera orgullosa. Andrea y Carolina se ríen con timidez cuando escuchan a su profesora hablar de ellas, pero la realidad es que siempre lo tuvieron claro. 

"Me gusta pensar que puedo ser parte del crecimiento de un niño y poder transmitirles valores y conocimientos", expresa Andrea. Por su parte, Carolina concreta que «desde que era pequeña he visto a los profesores como una figura de referencia y me gustaría serlo yo también algún día». Esperan de este programa la oportunidad de demostrar que valen para esto, así como relacionarse con profesionales que les puedan guiar para desarrollar al máximo sus habilidades. 

"Son chicas espectaculares que se han esforzado desde siempre en los estudios, así que se merecen haber llegado hasta aquí y que su trabajo constante se vea recompensado”, reitera la jefa de estudios. Aunque la misma admiración siente por el resto de alumnos, pues confiesa que tenía muy claro que algunos de sus alumnos llegaría a ser seleccionado. “Al final fueron dos, así que estupendo”, expresa riendo. 

Sobre el certamen manifiesta que "nos entusiasmó mucho el proyecto desde el centro porque creemos que es una muy buena oportunidad para ellos". De las Nieves expresa que este último año el instituto de La Herradura se ha centrado desde el instituto en organizar actividades e integrarse en iniciativas relacionadas con las salidas laborales con el objetivo de motivar al alumnado. "Vemos mucha desilusión últimamente entre los estudiantes; necesitan un impulso y nos estamos implicando en sacar adelante iniciativas que les hagan ver que pueden tener ambiciones y hacer realidad sus sueños", concreta convencida. 

En ese sentido adelantan que el viernes 27 de mayo está previsto efectuar un encuentro entre la comunidad estudiantil actual y antiguos alumnos que ya se encuentran trabajando. "El objetivo es que los chicos del centro puedan comprobar que otros jóvenes como ellos, que estudiaron en este mismo instituto, han conseguido llevar adelante sus proyectos labores", agrega.

Compartir el artículo

stats