Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los primeros indicios apuntan que los hackeadores del sistema informático de Telde son de origen ruso

Piden un rescate de diez dólares en bitcoin por cada tres archivos encriptados | El Ayuntamiento tramita una denuncia a la Policía Nacional

Oficinas del Ayuntamiento de Telde, en El Cubillo. Andrés Cruz

Los responsables del ataque cibernético que ha mantenido el sistema informático del Ayuntamiento de Telde dañado desde el miércoles por la mañana podrían ser de origen ruso. El equipo de ingenieros informáticos que investiga lo sucedido ha encontrado en la red municipal el dominio RU, que pertenece a este país. Sin embargo, necesitan más información para confirmar que puedan estar actuando desde allí, pues podría tratarse de un simple manipulación para despistar.

En cambio, sí desvelan que los atacantes han solicitado un rescate de diez dólares en moneda de bitcoin por cada tres archivos secuestrados y han descubierto que el hackeo se produjo con un Ransomware, un tipo de malware que encripta los contenidos del sistema con el objetivo de pedir dinero para desbloquearlos.

La alcaldesa, Carmen Hernández, mantuvo esta mañana una reunión con los portavoces de los partidos políticos con representación en el Consistorio para informar de la situación y manifestó que de momento se desconoce el verdadero alcance que tiene el ataque, aunque asevera que los expertos tienen controlada la situación para evitar que empeore. Todavía no hay constancia de qué tipo de documentos han sido secuestrados ni la cantidad total, pero determina que la situación es muy grave.

La institución local tramita ya una denuncia oficial ante la Policía Nacional y no descarta impulsar contratos de emergencia para poder volver a trabajar con los procesos informáticos debidos. Los forenses están analizando el sistema y de forma paralela se está creando una estructura alternativa totalmente segura para dar prioridad a los servicios mínimos como la atención al público, la gestión del Padrón, la contabilidad y todo lo relacionado con el área de Servicios Sociales. 

Además cabe recordar que el ataque también ha afectado a la comunicación de la Policía Local. El cuerpo no puede recibir llamadas ni encender los ordenadores. Por este motivo, desde hace dos días la ciudadanía debe informar directamente de las incidencias al servicio de emergencias del 112. El Ayuntamiento también está intentado solucionar este problema con la mayor celeridad. 

Por otro lado, en relación a esta situación, la regidora destaca que según el Real Decreto Ley 6/2022 de 29 de marzo si "como consecuencia de un ciberincidente se han visto gravemente afectados los servicios y sistemas utilizados para la tramitación de los procedimientos y el ejercicio de los derechos de los interesados que prevé la normativa vigente, la administración podrá acordar la ampliación general de plazos de los procedimientos administrativos". De este modo que cabe esperar que los expedientes de contratación o la redacción de proyectos que están actualmente en proceso se demoren mucho más tiempo.

Hernández compara la situación con el ciberataque que sufrió el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana hace unos meses, pero alertó de que esta situación es mucho más complicada. De hecho, los ingenieros informáticos alertan que podrían tardar más de siete días en realizar un diagnóstico real de la situación, mientras que la solución podría llevar mucho más tiempo. En este sentido, recordó a los concejales durante el encuentro de esta mañana que el Consistorio sureño aún no se ha recuperado del todo de su ataque.

La concejala de Nuevas Tecnologías, Celeste López, ha detallado que el problema comenzó el miércoles a primera hora al detectarse ejecuciones de archivo o aplicaciones anómalas en el servidor municipal. En ese momento se comprobó si era debido a un virus, pero finalmente se descubrió que había sido un ataque informático. Así, siguiendo el protocolo, se apagaron todos los servidores como medida de protección y se dio traslado al Consejo de Encriptación Nacional. Desde entonces los expertos de Telefónica están trabajando y monitorizando todo el proceso las 24 horas del día. 

Las concejala reitera que aún es pronto para conocer al detalle las consecuencias de este ciberataque, pero adelanta con orgullo que la rápida respuesta fue posible gracias a la preparación del personal de este departamento y a que el Ayuntamiento disponía de programas de protección actualizados. Además, asevera que recientemente se había iniciado el proceso de migración de la información a la nube para evitar que se perdiera en caso de incidencias. 

Celeste López agradece el esfuerzo y profesionalidad que la jefa de Servicio, Mercedes Vega, y el personal de la Concejalía están demostrando estos días, y recuerda que la administración local ha sido puntera en la implantación de las nuevas tecnologías y la modernización de la administración electrónica, lo que permitió actuar de forma rápida en el confinamiento y facilitar el trabajo remoto o celebrar de forma telemática las reuniones de órganos como la Junta de Gobierno Local o el Pleno.

Compartir el artículo

stats