Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Casino impulsa una reforma integral de su histórico edificio de San Juan

La directiva encarga un proyecto para actualizar el sistema eléctrico e insonorizar tras recibir un toque de atención del Gobierno canario y varias quejas vecinales

Fachada del edificio de la sociedad de ocio y recreo El Casino, en las inmediaciones de la plaza de San Juan Juan Castro

El histórico edificio de la sociedad de ocio y recreo El Casino La Unión, ubicado en las inmediaciones de la plaza de San Juan, gozará de una reforma integral que aúna la actualización del sistema eléctrico, la instalación de una nueva red contraincendios y la insonorización completa. 

La directiva ha encargado tres proyectos para llevar a cabo estas obras tras recibir una notificación del área de Industria del Gobierno de Canarias, en la que se les hacía constar que el inmueble no estaba adaptado a la normativa vigente, según informa el presidente, Fernando Santana. 

Ante la posibilidad de que la institución decretase el cierre de las instalaciones, el colectivo tomó la iniciativa de llevar a cabo los trabajos necesarios para solventar el problema. «El edificio es muy antiguo y aunque cada cierto tiempo revisábamos para comprobar que todo estaba bien, ya ha llegado un punto en que es necesario actualizar estos sistemas», expresa el socio. Así las obras relativas a la red eléctrica ya están en marcha. 

Cabe recordar que esta situación se dio a conocer debido a una denuncia que registró un particular en la institución regional. En el documento que se presentó se desvelaba que desde noviembre del año 2020 «se venían produciendo saltos de palanca por el elevado consumo de potencia» y concretaba que esta afirmación podía verificarse mirando el contador de El Casino. 

Otras deficiencias

En este sentido, el vecino además acusaba a la entidad de manipular el cuadro de palancas (ubicado en el piso superior) para conectarlo directamente con la cocina del restaurante. «Pasa por el falso techo para suministrar las freidoras de 3.000 vatios de potencia», afirmaba en el texto. 

No era lo único de lo que daba parte en el documento. Asimismo, detallaba con imágenes que en el cuarto inferior habían numerosas bombonas y, al estar la instalación eléctrica en malas condiciones, suponía un gran riesgo de incendio que se agravaba por el hecho de que los suelos y estructuras del edificio son de madera y se encontraban en mal estado de conservación. 

Por último afirmaba que la entidad no contaba con la licencia necesaria para mantener abierto el bar-cafetería, ya que en «esta sociedad se creó como una sede para los socios y ellos lo que tenían era una cantina, pero hoy en día es un restaurante», rezaba el escrito. 

Tras recibir el escrito, la Dirección General de Industria se encargó solo de solicitar una copia de mantenimiento de los extintores, que estaban caducados. El resto de información fue trasladada al Consistorio teldense, al que se le instó a efectuar una investigación. 

Vecinos que residen cerca del inmueble han denunciado por los continuos ruidos de la noche

decoration

Sobre el permiso para explotar la cantina la administración local afirmó que sí estaba en regla, pero sobre el resto de acusaciones no llegaron a manifestar nada hasta el momento. De hecho, la institución afirma que no han solicitado a la sociedad que ponga a punto las instalaciones. 

Santana expone que el inmueble continúa abierto, pero solo por las tardes porque, entre varias razones, . La empresa contratada para gestionar el espacio ha renunciado, aunque no de manera oficial, según detalla.  

«Recibieron una instancia del Ayuntamiento de Telde advirtiendo que estaban excediendo el número de decibelios permitidos por la noche, por lo que se les prohibió contratar bandas de música en vivo y cerrar a cierta hora», revela el directivo, que añade que tras esta llamada de atención, los responsables decidieron marcharse. 

«Tomaron la decisión de no continuar con la cantina porque no les merecía la pena continuar así, pero no hemos firmado ninguna rescisión», agrega Santana, que asegura que ha enviado una carta a la entidad comunicándoles que están incumpliendo el contrato, pero aún está la espera de respuesta.

De todas formas, para el presidente esto es un asunto secundario que solventar, pues admite que la restauración del edificio es ahora la máxima prioridad de la sociedad. «Hemos tenido que desembolsar una gran cantidad de dinero sólo para la redacción de los proyectos de obra», agrega. 

El edificio también recibirá un tratamiento para ser completamente insonorizado

decoration

Calcula que entre todos han podido alcanzar los 40.000 euros, a lo que habría que sumar los trabajos y la compra de material necesario. «No sabemos cuanto tiempo nos va a llevar la puesta a punto del edificio, porque tenemos que ejecutar los trabajos poco a poco», explica, ya que el presupuesto que maneja la sociedad no es demasiado elevado

Santana recuerda que existe una crisis importante con respecto a los socios. «Tenemos unos 300, aproximadamente, pero la mayoría son personas muy mayores», agrega, por este motivo los ingresos son escasos y se está haciendo cuesta arriba mantener la sociedad. 

«Lo seguimos intentando ante todo porque queremos que esto siga a flote», manifiesta el presidente, que recuerda que esta es la única sociedad de ocio y recreo de estas características que se mantiene en activo en el municipio. 

Compartir el artículo

stats