Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El colectivo Turcón complica su disputa interna con otra elección de la junta directiva

El grupo ecologista convoca otra votación un mes después de la defenestración del presidente Honorio Galindo

Protesta del Colectivo Turcón en Los Picachos, Telde. LP/DLP

La batalla interna en el grupo ecologista Turcón se enreda y el próximo 31 de agosto vivirá un nuevo episodio del enfrentamiento entre las dos facciones. Para ese día se ha convocado una asamblea general extraordinaria y en el orden del día figura, como punto principal, una nueva elección de la junta directiva del colectivo, apenas un mes y medio después de la polémica reunión del 15 de julio en la que se defenestró a Honorio Galindo como presidente de la entidad y se nombró en su lugar a Consuelo Jorges

Galindo interpuso una demanda en los Juzgados de Telde al entender que la elección de Consuelo Jorges fue ilegal y solicitó la anulación cautelar del acuerdo por el que se eligió la nueva junta directiva. A su juicio, los socios que promovieron su destitución infringieron dos leyes y cuatro artículos de los propios estatutos de la organización. 

En su demanda, Galindo solicita a los tribunales que le mantengan en su puesto de presidente de Turcón hasta la finalización del procedimiento judicial, y «en todo caso, para convocar nueva asamblea extraordinaria del Colectivo, en la que, garantizando las adecuadas condiciones de igualdad entre los asociados y pluralismo se proceda a renovar la junta directiva, tras abrir el correspondiente procedimiento electoral». 

En respuesta a esa demanda judicial, la junta directiva de Consuelo Jorges ha convocado una asamblea extraordinaria, justo un día antes de que los tribunales reinicien su actividad habitual tras las vacaciones de agosto. No obstante, ese gesto no convence a Galindo y a sus seguidores, pues en la convocatoria se especifica que la reunión es «exclusivamente presencial» y que solo tienen derecho a voto los asociados «que estén al corriente en el pago de sus cuotas anuales, remitidas al cobro por la asociación». 

Precisamente, una que los argumentos esgrimidos en la demanda de Galindo es que el grupo que eligió a la nueva presidenta, con 18 votos, impide el acceso a los listados de socios y ha rechazado las solicitudes de pago de los miembros que se opusieron a la elección de Consuelo Jorges. 

Con todo, Galindo tiene intención de presentar su candidatura, mientras que Jorges volverá a llevar la lista que se votó el 15 de julio en medio de las protestas de los miembros de la otra facción, que abandonaron la asamblea. 

El trasfondo de esta disputa es la forma de gestionar el colectivo. El grupo que apoya a Galindo sostiene que hace un mes se produjo «un golpe de estado» y «una traición» por parte de algunos miembros de Turcón que están ligados a formaciones políticas. A su juicio, pretenden desmontar las acciones judiciales emprendidas por este grupo ecologista contra empresas y administraciones públicas como el Cabildo de Gran Canaria o el Gobierno autonómico, en concreto sobre el proyecto de Chira-Soria, el Siam Park de El Veril, el entubamiento del Barranco de La Mina, las trabas a la cría en cautividad del pinzón azul o las construcciones presuntamente ilegales en el Pinar de Tamadaba o las Dunas de Corralejo

Por contra, la directiva elegida el 15 de junio alega que el relevo de Galindo ya estaba previsto tras diez años en el cargo y que la elección de Consuelo Jorges como nueva presidenta responde al interés de dar más visibilidad a las mujeres en el movimiento ecologista. También asegura que Turcón seguirá adelante en todos los procedimientos judiciales abiertos y mantiene su oposición a esos proyectos.

Compartir el artículo

stats