Las actuaciones de escalonamiento iniciadas por la concejalía de Medioambiente en el camino de Peniche, dentro del barrio teldense de Lomo Magullo, han concluido. Se trata de unos trabajos muy demandados por la ciudadanía ya que la erosión de este espacio imposibilitaba el transito cómodo y seguro por esta senda natural.

El camino de Peniche se inicia frente al colegio Padre Collado, baja al del Lomo de la Campana, en el cauce del barranco de los Cernícalos y, por tanto, conecta directamente con el Corredor Paisajístico. Asimismo, en la bifurcación del barranco también se une con el camino de las Calderillas, que sube al vecino municipio de Valsequillo.

El edil de Medioambiente, Álvaro Monzón, explica que «este trabajo ha sido una demanda del colectivo vecinal debido a que desde el comienzo de las obras del Corredor Paisajístico la ciudadanía utiliza mucho más los caminos que ya se han despejado, además de senderos que conectan barrios y diversas zonas con los barrancos».

Por otro lado, el área también trabaja actualmente en la limpieza y desbroce de los caminos de Mirabala, Barranco de Cuba, Los Lozanos y de Las Vueltecillas, todos en el entorno de los barrios de Los Arenales y de Lomo Magullo.

El concejal añade que los trabajos y estudios realizados para desarrollar el Corredor Paisajístico han impulsado otros estudios paralelos de caminos y senderos para mejorar la conectividad pedestre y sostenible en la búsqueda de la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de una movilidad descarbonizada. Ambos trabajos los han desarrollado dos equipos de diferentes planes de empleo, el de Zonas Agrarias Rurales Deprimidas y el Extraordinario (PEES) que gestiona el área de Desarrollo Local, dirigida por Lidia Mejías. Estos dos convenios han sido impulsados por el Servicio Canario de Empleo.