El parque de San Juan cumple 25 años y sigue a la espera de su primera intervención de rehabilitación

El Ayuntamiento anunció en 2022 un proyecto de 5 millones, pero aún no hay fecha para su ejecución v Las quejas por su mal estado, van en aumento

El 26 de mayo de 1999, con un coste de 4,8 millones de euros, abrió sus puertas convirtiéndose en el más grande de Canarias 

Parque de San Juan en Telde

La Provincia

El 26 de mayo de 1999 la prensa y los representantes políticos de Telde emprendieron un pequeño paseo en coches antiguos para inaugurar el que, en ese momento se convertía en el parque urbano más grande de Canarias, el parque de San Juan. 25 años después, la que se consideraba la ‘joya de la corona’ aún espera por la que será su primera intervención de rehabilitación, anunciada por el Ayuntamiento de Telde en noviembre de 2022 y para la que ya se contaba con parte de la financiación. 

El concejal de Parques y Jardines, Juan Francisco Artiles, afirma que pese a que la primera fase del proyecto de rehabilitación dispone de medio millón de euros a través del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan), el Consistorio no maneja aún una fecha para el inicio de los trabajos, puesto que «depende de la aprobación del presupuesto municipal». Tampoco el edil de Vías y Obras, Iván Sánchez, tiene novedades al respecto.

Mientras, el parque, el principal pulmón verde del casco de la ciudad, sigue degradándose y ocasionando quejas entre sus usuarios, que protestan, principalmente, por el mal estado de sus senderos, el parque infantil y las canchas deportivas, entre otros rincones, y se lamentan por la pérdida de uno de sus atractivos, una especie de riachuelo artificial que discurría junto a uno de los laterales del cementerio, espacio que quedó integrado en el parque. Con todo, es uno de los espacios verdes con mayor afluencia de personas, atraídas por los 135.000 metros cuadrados de superficie y los múltiples espacios que alberga para realizar diversas actividades. 

Parque urbano de San Juan de Telde

Parque urbano de San Juan de Telde / Andrés Cruz

4,8 millones de euros

A finales de la década de los noventa, el Ayuntamiento invirtió en este espacio cerca de 800 millones de pesetas, es decir más de 4,8 millones de euros. Ahora, la previsión del Gobierno local anunciada a finales de 2022 es que se requieren cinco millones para su ampliación y rehabilitación, más de lo que costó en su momento. Y en esta cuantía no se incluye el dinero para terminar una de las tareas pendientes desde su inauguración, el techado del auditorio José Vélez, que, por otra parte, perdió en el camino la fuente situada delante del escenario. También se tuvo que cerrar, por seguridad, el acceso al mirador de la torre del reloj, que ofrecía una imagen panorámica de la ciudad. 

Publicación de La Provincia sobre la inaguración del parque el 26 de mayo de 1999

Publicación de La Provincia sobre la inaguración del parque el 26 de mayo de 1999 / LP / DLP

En 1999 el parque urbano de San Juan abrió con 23.000 metros cuadrados de laderas, 17.000 de jardines temáticos, 17.000 destinados a las actividades deportivas y 6.000 metros cuadrados de lagos. Allí hubo distintos tipos de animales durante todos estos años, desde cabras hasta avestruces, patos, gansos o gallinas. También pasó por allí la mona Lulú, que da sobrenombre a un pequeño parque cercano, el de Santa Rosalía. También hubo, sueltos, unos gallos que cada mañana daban los buenos días, pero las quejas de unos vecinos hizo que los retiraran del recinto, por lo que actualmente solo queda una colonia de gatos, las aves que viven en libertad, erizos y los roedores.

Esculturas, fuentes y zonas deportivas

Otro de los atractivos de este recinto son las esculturas al aire libre, varias de ellas del célebre Plácido Fleitas, Eva Montoro Pericás, Mauricio Romero, Pablo Tejada y Máximo Riol Cimas.

En los últimos años, además, se ha equipado el parque con un área canina y espacios para la práctica de la calistenia y la musculación, entre otros recursos. 

Sin embargo, el estado generalizado del parque —cuyos desperfectos han provocado lesiones a varias personas a causa de las caídas— exige una rehabilitación integral. Con ese objetivo, el Ayuntamiento diseñó un proyecto de rehabilitación dividido en cuatro fases, lo que permitiría no tener que cerrar el parque en su totalidad para la realización de los trabajos, así como dividir en varias anualidades la inversión. 

Una primera fase ambiciosa

La primera fase tiene un plazo de ejecución de 10 meses y un coste de 2,3 millones de euros, e incluye la renovación del parque infantil, un carril bici de 1.160 metros, la creación de una pista para correr de 1.275 metros, el arreglo de todos los pavimentos, la creación de nuevas zonas ajardinadas que suman 3.700 metros cuadrados y la plantación de un millar de árboles. También está previsto el arreglo de la fuente escultura de Luis Arencibia, instalar un baño junto a las canchas y balizar la ampliación del recinto con 6.000 metros cuadrados de la zona denominada Cortijo de Narea, el cambio del mobiliario urbano y otras actuaciones. En las otras fases se cambiaría el sistema eléctrico y el vallado perimetral, se restaurarían las canchas deportivas, y se adecuaría el espacio ganado. En su momento, el gobierno local anunció que existía un compromiso del Ejecutivo canario de aportar un millón de euros. Un año y medio después, no hay fecha para el inicio de las obras.