Fumar, pasear al perro o casarse: esto es lo que se puede hacer y lo que no en las playas de Telde

La revisión de la Ordenanza Municipal de Playas llevaba más de 15 años sin modificarse

Playa de La Garita

Playa de La Garita / LP / DLP

El Ayuntamiento de Telde ha impulsado la revisión de la Ordenanza Municipal de Playas, un documento normativo que llevaba más de 15 años sin modificarse y que permanece en este momento en exposición pública para que la ciudadanía pueda realizar sus aportaciones antes de su aprobación definitiva.

El área que coordina María Calderín considera que es preciso "conjugar, de una parte la seguridad y de otra la protección de la salud de las personas usuarias de las playas, así como su conservación y la correspondiente promoción de un desarrollo turístico de calidad".

De esta manera, el documento que se ha elevado a consulta popular contempla la prohibición de fumar en las cuatro playas con Bandera Azul, tal como avanzó en este periódico la concejala a principios de año, Melenara, Salinetas, La Garita y Hoya del Pozo, la medida más novedosa de todas las incluidas en el borrador de ordenanza municipal que regula los usos y normas del litoral desde la playa de Jinámar hasta el Barranco de Ojos de Garza.

La Garita, una de las playas con Bandera Azul

La Garita, una de las playas con Bandera Azul / LP / DLP

Ampliable a nuevos espacios

Esta medida, añade el texto, se abre la posibilidad de incorporar otras zonas de baño como charcas y charcones a esta medida a través de decretos.

Con la reserva de playas libres de humo se cumple, además, con un requerimiento de la Federación Canaria de Municipios (Fecam).

Bodas y otros eventos

Uno de los apartados de la futura ordenanza municipal explica que la realización de actividades o instalaciones temporales extraordinarias en la costa de Telde requieren una la obtención de autorización administrativa municipal, sin perjuicio de la autorización de Demarcación de Costas de Canarias u otra administración competente. Para ello, la persona debe solicitarlo como mínimo con 10 días de antelación. En todo caso, "se deberá constituir una garantía por importe suficiente para responder en su caso, tanto de los trabajos extraordinarios de limpieza que pueda generar la realización de la actividad, como de la reposición del mobiliario público de playas que pueda resultar dañado".

La concejala del área, María Calderín, precisa que en este tipo de eventos podría estar incluida la celebración de bodas, pero esto depende de que la Demarcación de Costas lo autorice. Para ello, ya ha trasladado la petición de autorización a este departamento regional para una de las calas del municipio y dar respuesta así a una demanda ciudadana. Entre las opciones que se baraja está Hoya del Pozo, puesto que es la playa en la que más se ha solicitado este tipo de celebraciones hasta ahora prohibidas.

Higiene personal

Para garantizar la higiene, "queda prohibida la evacuación fisiológica en el mar o en la playa, o lavarse en el mar con jabón, gel, champú o cualquier u otro producto similar". Por otro lado, se prohíbe "dar a las duchas, lavapiés, aseos y mobiliario urbano en general ubicados en las playas un uso diferente al que les es propio, tales como limpiar enseres de cocina, lavarse o ducharse utilizando jabón, gel, champú o cualquier otro producto detergente que pueda deteriorarlos". Tampoco pueden llenarse garrafas u otros contenedores, ni limpiar en la arena o en el mar enseres donde se hayan almacenado elementos o materias orgánicas.

Los animales y las playas

"Con objeto de prevenir y controlar las molestias y peligros que los animales pueden causar a las personas e instalaciones, queda totalmente prohibido el tránsito, permanencia, defecación o micción, y el baño de los animales en las playas", sentencia el borrador de la normativa, que aclara que en caso de incumplimiento el propietario del animal será sancionado. No obstante, uno de los puntos deja abierta la posibilidad de que existan playas caninas, aunque no declara como tal ninguna. En el caso de que se decida una, los animales deben estar custodiados por una persona adulta, estar vacunados y desparasitados.

Tampoco se han delimitado espacios para la práctica del nudismo, aunque sí deja establecidas las condiciones por si en el futuro se incorpora algún área para ello.

Barbacoas, acampadas y juegos de pelota

La norma prohíbe, por otro lado, la realización de fuegos, hogueras, asaderos, el uso de bombonas de gas u hornillos, las acampadas, el uso de aparatos de radio, reproductores de música, instrumentos musicales "de forma que produzcan ruidos que resulten molestos al resto de usuarios" y los juegos de pelotas y palas, salvo en las playas deportivas, que estarán bien señalizadas.

"En las zonas de baño o durante la temporada de mayor afluencia de usuarios a las playas, se podrán habilitar zonas, adecuadamente señalizadas, para la práctica de la actividad deportiva de Surf, Windsurf, Kitesurf, canoas, kayak, padelsurf y/o similares u otros deportes similares a fin de evitar los daños que su práctica pueden causar al resto de usuarios". 

Transparencia

El borrador de la ordenanza establece, por otro lado, que el Ayuntamiento está obligado a dar "información actualizada de las condiciones higiénico-sanitarias de las zonas de baño" a quien lo solicite, aunque en la temporada alta se comunicará a través de paneles informativos, la web municipal y otros soportes.

Entre otros aspectos, la normativa regula las licencias que puede otorgar el Ayuntamiento para la actividad comercial en estos espacios, prohibiendo la venta ambulante que no cuente con los permisos pertinentes.

Este documento permanece en exposición pública en el Tablón de Anuncios de la Sede Electrónica municipal para que la ciudadanía pueda realizar sus aportaciones.