Las playas de San Agustín, Las Burra y El Veril deberán esperar a que pase el verano para ver renovado su equipamiento. El Consorcio para la Rehabilitación Turística cuenta con más de un millón de euros para comprar nuevas plataformas de madera para facilitar el acceso a las personas con problemas de movilidad, papeleras, cambiar las duchas y habilitar áreas arboladas de descanso con bancos y juegos para los niños. Pero el concurso público para la compra e instalación de todo este equipamiento está pendiente de unos trámites, con lo que la convocatoria puede salir este mes de julio o la primera semana de agosto, según aseguró el gerente del Consorcio de Rehabilitación, César Muñoz. Esto supone que no será hasta el próximo año cuando el aspecto de estas playas experimente el cambio que necesitan con urgencia. Para el equipamiento de San Agustín hay 453.66 euros, para el de Las Burras y la mejora del acceso a esta playa se han previsto 290.142 y para El Veril 433.086 euros.

Muñoz estimó que estos trabajos, una vez contratados, se podrán alargar unos seis meses, es decir, la temporada de invierno, y se va a intentar provocar las menores molestias posibles a los turistas. Además, se pretende mejorar las calles de acceso a San Agustín, para lo que el Consorcio cuenta con 499.015 euros. La idea es ampliar las aceras y colocar árboles en estas vías.