Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vacaciones de invierno

La singular fauna de Canarias guarda a los mejores compañeros de viaje

Las variedades climáticas y paisajísticas dadas dentro de las Islas repercuten en la diversidad zoológica que poseen

Un bando de 32 cigüeñas blancas decidió pasar el invierno en Fuerteventura, en las proximidades del vertedero insular de Puerto del Rosario.

La fauna de las Islas Canarias presenta una compleja diversidad debido a dos factores determinantes; insularidad y clima. Originadas a principios del Mioceno, las Islas Canarias han estado desde siempre aisladas del continente, lo que se refleja en su fauna con pocas especies y muchos endemismos. ​Este fenómeno se repite en muchos otros archipiélagos del mundo como las islas Galápagos, Australia, Madagascar o Nueva Zelanda. En el caso canario además hay que destacar la inclusión del archipiélago dentro de la Macaronesia, región de carácter volcánico especialmente rica en una microfauna de especies y subespecies endémicas.

Por otro lado, las variedades climáticas y paisajísticas dadas dentro de las islas Canarias repercuten en esa diversidad zoológica. Así, las islas más orientales, Lanzarote, Fuerteventura, Lobos, el archipiélago Chinijo, poseen espacios con hábitats semidesérticos e influenciadas por la presencia cercana del Sáhara. Bien diferentes son las islas más occidentales, que albergan bosques de pino canario y laurisilva debido a la influencia climática de los vientos alisios.

En general, y dejando a un lado los endemismos, las especies presentes son propias del Mediterráneo y el Norte de África.

La transformación económica y demográfica de las últimas décadas en las islas ha repercutido en el medio ambiente insular.

Ejemplar de lagarto gigante de Canarias.

Un buen número de reptiles, aves y mamíferos endémicos se encuentran amenazados de extinción; diversos planes de protección, reproducción y conservación intentan evitar su total desaparición. También la creación de parques nacionales y otros espacios protegidos contribuyen a la perpetuación de especies que no se encuentran fuera de las islas. En la actualidad viven en canarias unas 12.700 especies diferentes de animales terrestres, además de otras 4.500 marinas. Entre ellas alrededor de 3.600 especies son endémicas, la mayoría terrestres.

Como es natural, los invertebrados son mucho más numerosos que los vertebrados, casi 8.000 frente a 125 especies. La proporción de animales introducidos por el hombre es mucho mayor entre los vertebrados.​

Antes de la llegada de los antiguos canarios, Canarias estaba habitada por animales endémicos, algunos extintos como por ejemplo; los lagartos gigantes (Gallotia goliath), las ratas gigantes (Canariomys bravoi y Canariomys tamarani)4​ y las tortugas gigantes (Centrochelys burchardi y Centrochelys vulcanica),​ entre otros.

Compartir el artículo

stats