Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turno para la reserva

Los descartes y suplentes de la UD se enfrentaron al 'equipo de la esperanza'

Visita de Helguera.

Visita de Helguera. QUIQUE CURBELO

La segunda línea de la UD Las Palmas quiere dar un paso al frente. Ayer, en el Estadio de Gran Canaria, los descartes y suplentes de Paco Herrera en la última jornada tuvieron el primer paso para intentar dar un giro a su situación y convencer al técnico amarillo de cara al próximo partido -el 13 de septiembre en Balaídos ante el Celta-.

Los hombres que Herrera no utilizó este fin de semana disputaron un partido frente al equipo de la esperanza, formado por futbolistas de la cadena de filiales que tampoco participaron en sus compromisos. Futbolistas como los venezolanos Rolando Peña y Francisco La Mantía, internacionales con las categorías inferiores de la vinotinto y que llegaron este verano para jugar en los filiales amarillos.

Paco Herrera alineó un once de circunstancias para que todos sus futbolistas gozasen de minutos. Los parches llegaron en la defensa. Con Simón, Alcaraz, Bigas, Aythami Artiles y Dani Castellano sin entrar en el partido al jugar el domingo y con Ángel lesionado, Asdrúbal Padrón actuó como lateral derecho. Junto a David García en el eje de la zaga, estuvo de improvisado central Vicente Gómez. El lateral zurdo lo completó Javier Garrido.

En el centro del campo, el hueco de pivote defensivo fue para el canterano Matías, que volvió a dejar detalles de calidad complementado con Momo y Juan Carlos Valerón. Integrado desde la semana pasada en la dinámica del primer equipo, el futbolista de Las Palmas Atlético es la alternativa a la baja de Javi Castellano ante la falta de refuerzos en el centro del campo más allá de Wakaso Mubarak. Al ser sub 23, podría jugar con el primer equipo amarillo sin necesidad de ocupar una ficha en el plantel de Herrera. En la segunda parte, Matías Dumpiérrez se colocó junto al capitán David García como centrales.

Arriba, formaron tridente Nauzet Alemán, Willian José y El Zhar. El francomarroquí se tomó el partidillo en serio. Intentó desequilibrar con su velocidad, tal y como lo hizo en los pocos minutos que tuvo el pasado domingo frente a su exequipo, el Levante UD.

Los goles cayeron de lado de ambas porterías. Y no serán lso últimos. La intención del club es que este partido se repita cada lunes -siempre que no coincida con la competición- para otorgar de minutos de exigencia a toda la plantilla insular.

Compartir el artículo

stats