Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas Actualidad

Vía abierta para encontrar a otro Trashorras

La UD, que no descarta acudir al mercado de agentes libres, triunfó hace nueve años con la llegada del gallego

Roberto Trashorras el día de su presentación en noviembre de 2006.

Roberto Trashorras el día de su presentación en noviembre de 2006. ANDRÉS CRUZ

La reserva de una licencia federativa por parte de la UD Las Palmas deja el camino despejado para que se guarde la opción de incorporar a algún futbolista sin contrato cuando lo desee. Todo a pesar de que el mercado de fichajes se cerrase al final del lunes con la llegada del mes de septiembre. Desde el seno del club no descartan este movimiento para completar las 25 fichas de las que dispone cada equipo. Un puesto -el del dorsal 18 que deja este año vacante Javi Castellano- que se iba a concretar con la llegada del mediocentro senegalés Pape Diop que finalmente se quedó en la disciplina del Espanyol con Sergio González.

Con esta disposición sobre el terreno deportivo y con una plantilla de 24 futbolistas -dos más si se suma a los futbolistas del filial Dani Lorenzo y Matías Dumpiérrez- la UD tiene una plantilla bien cubierta. Pero el mercado ha dejado algunos futbolistas libres bastante apetecibles que buscan seguir con sus carreras y encontrar un equipo que les dé cobijo.

La UD Las Palmas, hace casi una década, dio en el clavo con un fichaje que llegó bajo estas condiciones. Justo después de otro salto de categoría, en el curso 2006-2007, el primero en la Liga Adelante tras la última travesía de dos años en el pozo de la Segunda División B. En noviembre de 2006, con la competición ya encauzada, la dirección deportiva del club consiguió cerrar la contratación del mediapunta gallego Roberto Trashorras. Internacional con las categorías inferiores de la selección y criado en las canteras del FC Barcelona y del Real Madrid, el centrocampista estaba en el paro tras acabar su relación contractual con el CD Numancia. Su llegada al club entrenado por Juanito Rodríguez supuso un salto de calidad notable. Pronto se hizo con un hueco en el once titular amarillo y su conexión con el ariete Marcos Márquez valió, en gran parte, la permanencia del equipo.

Carrera al alza

Tras cumplir con su contrato por un año y medio, el futbolista se revalorizó notablemente. El fichaje de Trashorras fue beneficioso para las dos partes implicadas. Por un lado, el conjunto grancanario encontró un futbolista con calidad para ayudar en el objetivo de la salvación por dos años consecutivos. Por otro, el propio futbolista salió reforzado del acuerdo. Sus actuaciones con la UD Las Palmas fueron suficientes para que el Celta de Vigo se fijase en el mediapunta lucense. Allí jugó tres temporadas antes de recalar en el Rayo Vallecano de Paco Jémez, exentrenador insular. Capitán en Vallecas, este curso sigue siendo uno de los pilares del conjunto madrileño.

Ahora la UD está en disposición de volver a encontrarse con otro Trashorras. La baja pactada de Javi Castellano -aún en Barcelona tras operarse de la rodilla- abre una vía para una incorporación similar.

Una buena ristra de futbolistas más o menos contrastados tanto en la Liga BBVA como en otras competiciones del máximo nivel internacional se han quedado sin equipo. La ruleta del fútbol ha dejado sin camiseta a día de hoy a hombres como Yoann Gourcuff, internacional con Francia y señalado en sus inicios como sucesor de Zinedine Zidane. El Rennes, club donde comenzó, está detrás del futbolista galo tras salir del Olympique de Lyon. Tiene 29 años.

Un par de mundialistas en Sudáfrica 2010 tampoco tienen equipo a día de hoy. Son los centrocampistas Wilson Palacios y Hassan Yebda. El primero se acaba de pasar una temporada en blanco con el Stoke City, con el que ha acabado contrato. A prueba en el Hull City de la Championship -segunda categoría de Inglaterra- trata de convencer a su técnico. Por su parte, el argelino Yebda, ex del Granada, acabó contrato y salió hacia el Dibba Fujairah de los Emiratos Árabes, donde no continuará el curso que entra.

Un clásico del fútbol español como Romaric también se esmera en buscar equipo. Después de pasar por Sevilla, Espanyol y Real Zaragoza, el internacional con Costa de Marfil se fue al Bastia de la Ligue 1 donde acaba de terminar contrato. Más ilustres de la Liga como Jonathan Pereira -al que la UD Las Palmas tocó la temporada pasada en Segunda División- también está sin equipo. El delantero gallego rescindió con el Villarreal para buscar una salida a un equipo que le garantizase minutos.

Otros futbolistas como el internacional griego Georgios Samaras también busca equipo. Lo mismo que el extremo derecho italoargentino internacional con la azzurra Ezequiel Schelotto tras acabar su contrato con el Inter de Milán. En la misma situación está su compatriota Marco Motta, que jugó el año pasado en el Watford o el nigeriano Kalu Uche, ex de la UD Almería que sigue en busca de equipo. Todos jugadores contrastados con altibajos en sus carreras que ahora anhelan una oportunidad para volver a jugar al fútbol. La UD Las Palmas, sin precipitaciones, aún guarda un hueco en su plantilla para el dorsal 18.

Compartir el artículo

stats