Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Wakaso la rompe

El ghanés completa su primer entrenamiento con la UD y deja muy buenas sensaciones pese a que le falta fondo físico

Wakaso, jugador de la UD, remata en el entrenamiento de ayer ante la mirada de Dani Castellano y Hernán.

Wakaso, jugador de la UD, remata en el entrenamiento de ayer ante la mirada de Dani Castellano y Hernán. SABRINA CEBALLOS

Javi Varas, Pedro Bigas, Willian, Antolín Alcaraz, Garrido, El Zhar y Wakaso. Son las siete caras nuevas de la UD Las Palmas y tres de ellos ya están consolidados en la titularidad. Willian y Garrido han comenzado lejos del once y aún está por comprobar el papel de El Zhar y Wakaso. Y los dos pintan muy bien. El centrocampista ghanés, cedido por el Rubin Kazán, dejó grandes sensaciones en su primer entrenamiento en Barranco Seco, que se hizo de rogar. Y es que había pasado menos de 24 horas en la Isla solo para firmar, pasar reconocimiento médico y ser presentado porque estaba convocado para dos partidos de su selección. Así, ayer fue la primera vez que compartió terreno de juego con sus nuevos compañeros y apunta al duelo del domingo en Vigo.

Participó Wakaso en un entrenamiento con mucho balón y, a la vez, ejercicios de velocidad. Al centrocampista se le notó que le falta fondo físico ya que acabó con la lengua fuera y le costó mantener el ritmo a sus compañeros. Pero es algo subsanable en un par de semanas si se entrena a tope. Y ayer lo hizo. Demostró en Barranco Seco muchas de sus cualidades: rapidez, potencia, agresividad, intensidad y buen manejo de la pelota. "¡Bien, Waka, bien!", le alentó Paco Herrera en varias ocasiones en las que realizó un cambio de juego cuando estaba muy presionado.

Por el centro y por la banda

Descarado, pidió siempre la pelota. Nunca se escondió. Quiso ser protagonista y trató de combinar con Jonathan Viera una y otra vez. No perdió ningún balón y cuando le tocaba defender lo hacía a mil revoluciones. Se atrevió a ir al choque con Culio, Vicente Gómez y hasta Valerón. No se corta a la hora de morder.

Otro de sus momentos en la sesión de trabajo fue cuando soltó un latigazo que superó a Javi Varas. Se encontraba escorado el ghanés, pero la potencia del disparo doblegó al portero. Fue precisamente por la banda izquierda por donde más se movió el ghanés cuando le tocaba jugar el partidillo en dimensiones reducidas. Pero también se situó en el centro en varios momentos del entrenamiento.

Y esa es una de las cuestiones a aclarar sobre su incorporación. Su polivalencia le permite desenvolverse tanto en el mediocentro como en el puesto de extremo izquierdo. Y, teniendo en cuenta sus condiciones, apunta a ser titular más pronto que tarde. Son muchas las variantes que ofrece a Paco Herrera, que tendrá la última palabra y otra pieza más que añadir al puzle tras la de Nabil El Zhar.

El francomarroquí se había perdido el último entrenamiento de la semana pasada por asuntos burocráticos y ayer se ejercitó con mucha intensidad, como las semanas anteriores. Los dos últimos refuerzos reclaman protagonismo.

Compartir el artículo

stats