Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas El análisis (Primeras diez jornadas)

De la galaxia al barro

La UD, tras caer contra el Madrid en el Bernabéu, se cita con siete rivales directos por la salvación en las próximas nueve jornadas

Simón, Viera, Vicente, Bigas, el preparador Rafa Cristóbal y Roque, encabezan el grupo, ayer, en Maspalomas.

Simón, Viera, Vicente, Bigas, el preparador Rafa Cristóbal y Roque, encabezan el grupo, ayer, en Maspalomas. SABRINA CEBALLOS

Del hechizo del Bernabéu al barro del Gran Canaria. De las limosinas y el glamour de La Castellana, a las rotondas de Siete Palmas. La UD entra en otra dimensión. Los amarillos, penúltimos con seis puntos en la tabla, tras agotarse algo más de un cuarto de competición (diez jornadas), encara un tramo determinante. Los de Quique Setién, aliviados tras dejar atrás tres escenarios de pánico -Calderón, Camp Nou y Bernabéu-, se citan con siete rivales directos por la permanencia para dar carpetazo a la primera vuelta del campeonato del caviar.

Este viernes, desde las 19.30 horas, con las cámaras de Canal Plus Liga en el Estadio de Gran Canaria, la UD, amenazada por la guillotina del descenso, busca el despertar. Operación renacer. Con una única victoria ante el Sevilla (2-0, el 23 de septiembre), Setién confía en convertir en puntos su propuesta de seda y toda una revolución.

La apuesta por Vicente Gómez, Nabil El Zhar, Tana, Willian José... precisa del respaldo sólido de un casillero intimidatorio. Y ha llegado el momento. La visita de la Real Sociedad, con nueve puntos, solo tres más que la UD, es la ocasión perfecta para el despegue. Un salvavidas en mitad del Atlántico. El triunfo permitiría igualar al rival número uno por la salvación en la tabla como son los vascos. Pero una derrota, un estallido de pánico. El bloque donostiarra se iría a seis puntos de renta. Un mundo.

Tras la visita de la Real, en horas bajas y con su técnico David Moyes contra las cuerdas, la UD afronta una semana de parón -no hay competición el fin de semana del 14 y 15 de este mes-. Y luego llega una salida de riesgo a Mestalla ante el Valencia de Nuno y Alcácer.

El calendario dicta que el Deportivo pise la Isla en otro pulso con aroma a final (28 de noviembre). Tras el enfrentamiento ante el cuadro gallego, aparece una cascada de compromisos de máximo riesgo. Algo más que tres puntos: Betis, Espanyol y Granada. Tres formaciones que se jugarán su futuro ante los amarillos, en esta cruenta pelea por la permanencia en el paraíso.

En la penúltima jornada de la primera vuelta, la UD tendrá que desplazarse al icono de vanguardia de San Mamés para desafiar al poderoso Athletic. El Málaga, 17º en la tabla, el cuarto por la cola y que marca la salvación, será el último inquilino que se pasee por el Gran Canaria. Fin al primer acto.

Salvo el Valencia (7º) y Athletic (8º), el resto son conjuntos en zona de riesgo o firmes candidatos a respirar próximos al infierno. Y no hay margen para el despiste.

La gran asignatura pendiente

El hecho de medirse a rivales directos por la salvación escenifica la arista más terrorífica de la UD. Los amarillos no han sido capaces de batir a ningún rival por la salvación. Contabilizan cuatros combates y solo se han traducido en un punto ante los granotas en la Isla.

Con Herrera en el banquillo, los isleños firmaron tablas ante el Levante (0-0), colista, y naufragaron en el Gran Canaria ante Rayo (0-1) y Eibar (0-2). El desastre llegó en el Coliseum ante el Getafe (4-0), hace dos jornadas, en un pulso que le costó el cargo al preparador catalán y alzó el telón de la era Setién. Fue la crónica del estrépito, ante un enemigo con todas las papeletas para tener ya de su mano el gol average. Otra china en el camino.

Y no habrá Santo Grial, si los amarillos no descuartizan a la Real, Dépor, Sporting, Betis, Espanyol, Granada y Málaga con la obligación de no convertirse en la nueva versión del Córdoba -colista en la pasada campaña y que entregó la categoría con solo 20 puntos- nadarán en un mar de fuego y lava.

Con seis puntos en el zurrón, y según las últimas estadísticas de conjuntos que salvaron el cuello, la media para sellar la salvación pasaría por una cifra en torno a las 40 unidades. Harían falta 34 en 28 jornadas para mantener esta plaza en el cielo. Lo que significa una media de 1,21 puntos por jornada para eludir la guillotina. Como nota significativa, apostillar que la media actual es de 0,6. La UD por tanto debería doblar su rendimiento.

El peligro de las inercias

Los amarillos son el tercer conjunto menos realizador (7) de la mejor liga del mundo, tras el Málaga (5) y Levante UD (6). El problema de la UD se traduce en la falta de mordiente ante la meta enemiga y en el irregular rendimiento de su killer. El gran exponente de pólvora Sergio Araujo -que logró 25 en la pasada campaña- está desaparecido en combate. Computa un gramo de gloria -un zarpazo ante el Celta de Vigo en el Municipal de Balaídos- y ha perdido su condición de titular en la última jornada ante el Madrid en el Bernabéu. Ante la mirada del planeta, Setién retrató un tirón de orejas mayúsculo. La apuesta por Willian José es la prueba irrefutable. El pistolero del éxtasis del 21-J ante el Zaragoza se ha quedado sin crédito. Deberá empezar desde cero, desde el barro, para recuperar sus credenciales de titular.

En esa situación, de pérdida de protagonismo en el césped, con el cambio de libreto táctico, se encuentran Wakaso, Culio o Dani Castellano. Tres pilares para Herrera. Setién está agitando el árbol en busca de soluciones urgentes. En esta cacería por un metro cuadrado en el cielo, la UD carece de tiempo para experimentos. Las probetas ya son historia. Los amarillos precisan del aliento de las matemáticas para recuperar el pulso. De la galaxia al barro, Setién guarda el traje de Giorgio Armani y prepara un asalto medieval. Sangre, sudor y lágrimas en el latifundio de los humildes.

Compartir el artículo

stats