Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piezas en el mercado

Una plantilla revalorizada en un mes

Setién ha logrado hacer productivos a jugadores que en septiembre estaban arrinconados

Una plantilla revalorizada en un mes

Una plantilla revalorizada en un mes

Vicente Gómez, Tana, Momo, El Zhar o Garrido eran, hace un mes y medio, una simple incógnita. Algunos apenas entraban en los planes de Paco Herrera y otros, directamente, estaban arrinconados. La plantilla de la Unión Deportiva, en octubre, parecía exhibir una certeza al mando del técnico barcelonés: era corta de efectivos válidos para Primera División.

Esa sensación, en poco más de un mes, se ha esfumado. Y ni siquiera la derrota contra el Deportivo de La Coruña parece oscurecer el horizonte del equipo amarillo. De repente, jugadores que parecían superados por el salto de categoría han pasado a ser productivos para los intereses de la Unión Deportiva a las órdenes de Quique Setién -sustituto de Paco Herrera en el banquillo-. Vicente Gómez, al que ahora sigue la pista el Werder Bremen, es uno de esos futbolistas. Con Paco Herrera sólo participó en dos partidos -en momentos puntuales frente al Atlético de Madrid y el Sevilla FC-. Garrido, titular en el último encuentro del entrenador catalán, ha aparecido en el once titular en tres ocasiones con Setién.

Más marcado es el caso de Tana. El mediapunta, descartado por Herrera -el curso pasado sólo jugó en la Copa y en el duelo intrascendente de la última jornada de la liga regular contra el Alavés- es ahora una pieza clave en la maquinaria montada por el técnico cántabro. Incluso Wakaso, que hasta el sábado no había entrado en los planes de Setién y que ahora estará de baja mes y medio por lesión, empezaba a encontrar su sitio: en la banda izquierda, justo por donde destacó con el Espanyol y llevó al Rubin Kazan a pagar seis millones por él.

Compartir el artículo

stats