Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jeremy, el rey de la ilusión

El punta del Juvenil B recibe como regalo de Reyes su primera citación con la UD

Asdrúbal Padrón, Raúl Lizoain y Roque Mesa, escoltan, ayer, a Jeremy Betancort, en el aeropuerto de Gran Canaria.

Asdrúbal Padrón, Raúl Lizoain y Roque Mesa, escoltan, ayer, a Jeremy Betancort, en el aeropuerto de Gran Canaria. LP / DLP

Un gigante con aire melancólico en la expedición galáctica de Valerón. El delantero del Juvenil B de la cadena de la UD Jeremy Betancort tuvo ayer el mejor regalo de Reyes. La nota más sorprendente del pulso copero de esta tarde es un artillero de 1,82 metros y forjado en la base del Puertos. Un salto abismal que puede venir acompañado del estreno: "Esto es lo máxima", dice.

De la modesta Juvenil Preferente a una eliminatoria de Copa del Rey que puede abrir la puerta de los cuartos de final para los isleños. La baja médica, a última hora, del lateral e interior derecho Nili, que ya había jugado los dos partidos de la competición del 'ko' ante la Real Sociedad, propició la llamada a un valor al alza. Seguido de cerca por la dirección deportiva.

Los centímetros vienen acompañados de un toque eléctrico, que le han sellado un billete hacia la gloria con solo 17 años. El benjamín de la expedición, 23 menos que el emperador de El Pajar Valerón, completó ayer el primer entrenamiento en Lezama. Jamás estuvo solo.

El '21' de la UD ejerció de enlace con el plantel y desde el desayuno en la terminal de salidas del aeropuerto de Gran Canaria -tuvo lugar a las 10.30-, contó con la compañía y consejos de Valerón. Jeremy, que estará en el banquillo, completa la nómina de estiletes para visitar al Eibar junto a Sergio Araujo, el héroe del ascenso del 21-J, y el salvaje búfalo Asdrúbal Padrón. Todo un máster de pólvora para un punta con 13 goles en la Preferente.

A su reciente convocatoria, cabe añadir su gran papel en el pasado campeonato de España de la categoría juvenil con Canarias. Horas frenéticas para el gigante, que hace dos campañas luchaba por un metro cuadrado en el jardín enemigo con la elástica del Puertos.

Virus en el filial, Willian José...

Accidentes y golpes del destino, el premio le llega al gigante Jeremy tras propagarse un virus estomacal en ocho jugadores de Las Palmas Atlético de Tercera División. "Lo que no queremos es que venga Nili, y se pueda propagar. Confiamos en Jeremy y seguro que nos dará alegrías", sentenciaba ayer Setién.

El accidente en el primer escalabrón del viero ha dejado el camino libre para el artillero de los 180 centímetros. Un movimiento exótico, que aprovecha además la baja de Willian José por lesión.

Hace solo dos semanas, fue uno de los elegidos para el ataque de la selección canaria Sub 18 para medirse a Murcia y Valencia en la máxima cita nacional y ya despertó el interés de los ojeadores. Sin debutar aún con el División de Honor amarillo de Pachi Castellano y José Ojeda -el sello de los récords-, ahora disfruta del mejor regalo de Reyes de su corta carrera.

El 'caso Rafa Mújica'

El salto del Juvenil B al primer plantel profesional de Jeremy, evoca a al salida reciente de Mújica al Barcelona. El delantero, antes de asentarse en el División de Honor, despertó el interés de la cadena azulgrana tras su gran papel en la Copa del Atlántico. Según el entorno de la perla amarilla, que ya puede debutar de culé, tras cumplir el Barça la sanción de la FIFA, no llegó a entrenarse con la UD en Barranco Seco, en el pasado curso y a las órdenes de Barranco Seco, para que "no fuese descubierto por los ojeadores".

En una convocatoria marcada por un elevado talante accidental -entre las bajas y el citado virus del filial-, Jeremy ya coquetea con la esfera profesional. Y puede estrenarse de amarillo. La gloria es un mero accidente. "Es uno más", valoraba un sargento del plantel.

Compartir el artículo

stats