Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas El reportaje

Tana, tras el récord de Morete

Solo el mítico delantero ha marcado con la UD en más de tres partidos seguidos en Primera

Morete supera a Castro, portero del Sporting, en el Insular.

Morete supera a Castro, portero del Sporting, en el Insular. LP / DLP

Tana está que se sale. Registra número de otra época en la UD Las Palmas y desafía estadísticas de algunos de los jugadores más importantes en la historia del club. Solo lleva once partidos en Primera División pero con sus goles en las tres últimas jornadas se acerca a uno de los récords de Carlos Morete, que en tres temporadas diferentes (1975-76, 1977-78 y 1978-79) fue capaz de marcar en cuatro jornadas seguidas. Desde Alexis Trujillo y Luiso Saavedra en el curso 1986-87 ningún jugador de la UD Las Palmas había marcado en tres jornadas consecutivas en Primera. Ni Antonio Guayre, ni Tevenet ni Rubén Castro lo consiguieron en la última etapa de los amarillos en la categoría de las estrellas.

En modo avión se encuentra el de San Cristóbal, que con continuidad por primera vez en su carrera como profesional está alcanzando su cénit. Y nadie, ni siquiera él, sabe dónde está su techo. El tarro de la confianza lo tiene lleno, se atreve a rematar a portería desde cualquier parte y así llegó el tanto frente al Málaga. No estaba completando una buena actuación el domingo, la tela de araña del conjunto de Javi Gracia en el centro del campo le tenía atrapado pero en la reanudación del encuentro aceleró. Primero lo intentó con un disparo cruzado que se marchó rozando el poste y unos minutos más tarde, desde la misma posición, lo volvió a probar tras una pared con Araujo. Ante semejante latigazo no pudo hacer nada Kameni.

La fe de Quique Setién

Llevaba unas semanas Tana en las que había bajado el nivel con respecto a sus primeras apariciones. Daba continuidad a las jugadas, forzaba faltas y siempre era el jugador que más kilómetros recorría, pero durante varios encuentros pasó prácticamente desapercibido hasta que el tanto frente al Granada le liberó. Fue su estreno en la máxima categoría y desde entonces se ha convencido de que puede marcar las diferencias. Ha perdido el miedo a disparar o encarar cerca del área y ahora se atreve con todo.

Contra el Granada tuvo un punto de suerte ya que el remate, tras la genial pared con Jonathan Viera, rechazó en un defensa. Pero en San Mamés su inteligente disparo, que se envenenó por la rapidez del césped, fue imparable para Gorka Iraizoz. El tiro lejano que le envió a Kameni tras una jugada vertical con pared incluida con Araujo fue también imposible.

Es una pieza fundamental en el sistema de Quique Setién, el entrenador que por fin le ha dado la continuidad que nunca había tenido en su etapa como profesional. Su carrera es de lo más insólita y el rendimiento que está ofreciendo da la razón a los que siempre creyeron en él dentro del club. En los despachos confiaban en él, pero no tanto el cuerpo técnico. De hecho, se le ofreció la renovación al poco de empezar el curso a pesar de que llevaba más de una temporada sin jugar. Esa fe se ha trasladado al banquillo con la llegada de Quique Setién.

Le había hecho debutar Sergio Lobera cuando ni siquiera era un fijo en el filial. Pero entre las lesiones y la competencia quedó relegado. Cuando aterrizó Paco Herrera en la temporada del ascenso ya estaba lesionado y así continuó durante los primeros meses del catalán al mando. Pero la competencia y nuevas lesiones le impidieron estrenarse en Liga hasta el intrascendente encuentro de la última jornada.

Ahora el panorama ha cambiado tanto que es una de las referencias del equipo en Primera División. Y en la mediapunta, un puesto reservado a las estrellas. Tana está reaccionando a semejante responsabilidad con el sacrificio que le reclamaban sus críticos y unas dosis de calidad que poco a poco se van ampliando. Tanto es así que su estadística goleadora se pone a la altura de algunos de los jugadores más grandes de la historia del club. Si marca al Atlético de Madrid el domingo igualará el récord de Morete, que en tres ocasiones diferentes fue capaz de marcar en cuatro jornadas consecutivas.

Con los tantos convertidos ante Granada, Athletic y Málaga ya ha hecho historia. Sergio Araujo y Jonathan Viera lo consiguieron al final del curso pasado pero en Primera nadie había firmado semejante racha desde Alexis Trujillo al final de la temporada 1986-87. En ese mismo curso, pero al comienzo, Luiso Saavedra también marcó en tres jornadas seguidas.

Esta lista de privilegiados la abrió Tacoronte en la 1951-52, la primera temporada de la UD en la máxima categoría. Ricardito, Alfonso Silva y Parodi continuaron sus pasos en los años 50. Desde la 67-68, cuando comienza la edad dorada de la UD Las Palmas, el elenco no paró de engordar hasta que llegó Alexis Trujillo. Así, Gilberto, José Juan, Justo Gilberto, Niz, Germán Dévora (en tres ocasiones), Mamé León, Félix Marrero, el propio Morete, Maciel, Miguel Ángel Brindisi, Juani Castillo (en dos ocasiones) y Rubén Darío Insúa dan lustre a una selección de elegidos en la que ya está Tana.

Compartir el artículo

stats