Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis Línea por línea - La defensa

Las mismas caras

En el cambio de Zidane por Benítez la zaga blanca apenas ha sufrido alteraciones notables

Las mismas caras

Las mismas caras

La llegada al Real Madrid este verano de Rafa Benítez suponía varios supuestos predeterminados. Además del extra de intensidad y trabajo que iba a aplicar a los entrenamientos, venía con la vitola de ser un entrenador al que le gustaba el orden. Un equilibrio que se suponía que iba a aplicar desde la primera línea del equipo: la defensa. Sin embargo, la evolución del Madrid de Benítez no acabó con un equipo sólido en la retaguardia sobre el que edificar un conjunto letal. De hecho, el exentrenador madrileño ya es historia dentro del club blanco.

La llegada de Zinedine Zidane apenas ha provocado cambios significativos en la zaga. Los cuatro defensores utilizados por el Balón de Oro de 1998 son prácticamente los mismos que utilizaba Benítez. Dani Carvajal, Pepe, Sergio Ramos y Marcelo son los hombres de Zinedine Zidane para los días grandes. Si hay alguna variación siempre suele llegar por el costado derecho, donde Danilo intercambia minutos con Carvajal. El carrilero brasileño aterrizó en el Bernabéu en el pasado mercado estival procedente del Oporto y con Jorge Mendes como intermediario en la operación. La cifra del traspaso se acordó en 31,5 millones de euros -según el club luso-. Una compra que se acordó meses antes de que se abriera el periodo de traspasos de jugadores.

Danilo es uno de los hombres que divide al Bernabéu. Insistente en ataque, el brasileño sufre algo más en defensa. Durante el último tramo de la competición, el futbolista criado en el América Mineiro ha tenido que funcionar como improvisado lateral zurdo hasta la incorporación del lesionado Marcelo. La exigencia de la afición blanca lo ha señalado. Sin embargo, la confianza de Zidane la tiene. Su competencia en el carril diestro, Dani Carvajal, tampoco ha logrado encontrar su mejor pico de forma en esta temporada. Las persistentes lesiones que ha padecido a lo largo de la campaña no han dado continuidad al lateral. Al principio del año futbolístico fue el tobillo el que trajo del cabeza al internacional de Leganés; después, las molestias musculares dejaron en el dique seco al '15' del Madrid. Ahora intenta recuperar el tono.

Pero si el Madrid nota de manera alarmante una baja en defensa es la de Marcelo. En dos de sus cuatro derrotas en lo que va de competición liguera, el lateral brasileño no estaba en ese once. Y es que en los tropiezos frente al Sevilla y ante el Atlético, ni Benítez primero ni Zidane después pudieron contar con uno de sus capitanes. Marcelo afronta su décima temporada en el Real Madrid. Su rendimiento ha ido al alza con los años. Ahora, con 27 primaveras, vive otro buen momento. Único lateral zurdo puro de la plantilla, es titularísimo en ese costado. Su capacidad de desborde, sus centros y las buenas asociaciones que siempre encuentra por su lado le hacen ser uno de los mejores laterales zurdos del momento. La espina la encuentra en su selección, donde Dunga no termina por confiar en el ex del Fluminense. Ahí Filipe Luis es el rey.

La pareja de centrales cuando el Madrid se juega los garbanzos tiene el mismo nombre desde hace varias temporadas. El tándem Sergio Ramos-Pepe también se ha asentado con Zinedine Zidane. El de Camas renovó el pasado verano por el Real Madrid cuando sonaban campanas de ofertas desde el Manchester United. En el otro lado, el portugués se ha mantenido como su escudero. Eficaces en el juego aéreo, sufren algo más cuando el balón corre por el suelo. El partido ante la Roma deja una muestra de que el Madrid no es infalible atrás.

Ahora falta saber por dónde irán los tiros de Zinedine Zidane el domingo. O bien apostar por lo seguro, con su línea más habitual; o quizá aventurarse con cambios atrás. Ante el Levante, por ejemplo, optó por colocar a Varane -avaló su fichaje hace varios veranos- con Pepe. Los laterales fueron Nacho Fernández -sin apenas minutos de peso durante toda la temporada- y Danilo. Atrás solo cuenta con la baja de Álvaro Arbeloa, intrascendente en el equipo. El Madrid, con la Liga perdida salvo desastre absoluto de Barça y Atlético, tiene por delante diez partidos para acabar la campaña, pensando en otro objetivo: la undécima.

Compartir el artículo

stats