Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas El protagonista

"Mi perdón es de corazón"

Nauzet Alemán acata el castigo y confía en regresar a los terrenos tras hablar con Setién

El perdón del francotirador. El extremo de la UD Nauzet Alemán, sensiblemente emocionado, mostró su lado más humano ante los medios y anuncia que acata el castigo del club [se le ha impuesto una multa de 12.387 euros, tras pasar quince días apartado y siete de suspensión de empleo y sueldo]. Además, abre la puerta a regresar a los terrenos de juego, tras una conversación con Quique Setién. Es el carpetazo al caso Chester -episodio nocturno del 20 de febrero, cuando tras el UD-Barça salió sin permiso del club y fue agredido en la discoteca Chester y le aplicaron 18 puntos de sutura en la cara-.

"La decisión la tomé yo -de dar la cara ante los medios-. Hasta el momento no podía. Acato las medidas del club, tanto la sanción económica como la de empleo. Como jugador que soy la debo respetar. Hablé con el míster -Setién-, de forma distendida. Llegamos a un acuerdo, a una buena conclusión (...) Quiero cumplir mi contrato -le restan los diez partidos de esta campaña y la próxima 2016-17- y aportar mi granito de arena, como siempre he hecho en mi carrera profesional", resalta el atacante, que cuenta con 272 encuentros en dos etapas en la UD.

Solo ante el abismo

El atacante, que computa 11 encuentros, nueve de Liga (232'), resalta que "nadie sabe lo que hemos vivido" -en relación a la pesadilla que ha tenido que padecer junto a su familia-. "Les he pedido disculpas a mis compañeros. Se han visto afectados (...) Sentí el calor del vestuario [Viera le dedicó el 2-0 ante el Getafe]. Le pido perdón a la afición, porque es la parte más importante. Mis disculpas son sinceras y de corazón. De los errores se aprende. Me he visto involucrado en una situación muy difícil. Estoy a disposición del míster y compañeros. Lo más importante es el objetivo del equipo y pasa por salvarnos".

Lejos de bajar los brazos, afronta estos diez partidos del tramo final como la gran reválida de su carrera. "Quiero ganarme al público. Anímicamente estoy bien, porque estoy respaldado por mis compañeros. Para ganarme a la afición tendré que hacer muchas cosas buenas. Los jugadores debemos sudar la camiseta, demostrarlo en el césped".

¿Qué le diría al sector más crítica que argumenta que su carrera está acabada y no jugará ni un minuto más? Se desmarca del rencor: "Respeto las opiniones; la gente es libre... Me dedicaré a ayudar. Los que me conocen saben cómo soy. Quienes no me conocen, les haré cambiar de opinión. No me rendiré".

"Mi intención ahora es poner mi granito de arena. Soy consciente de la situación en la que me encuentro. Primero tengo que hacer cambiar la opinión del entrenador. No me ha cerrado la puerta. Tengo que dar lo mejor de mí para volver al equipo. Tengo mucha ilusión".

Nauzet enfatiza que "tomé las decisiones correctas" y solo lamenta haber salido tras el UD-Barça. "A mí no se me puede achacar nada. El único error fue no estar a las 23.30 horas en casa. Pido disculpas... De lo otro no voy a hablar. Le pudo haber pasado a cualquiera. Eso queda en segundo plano y está cerrado".

Ayer, de corto, escapó del infierno. Vuelve a sonreír: "Me he vuelto a sentir futbolista con mis compañeros. Las cosas se sabrán con el paso del tiempo. Sólo quiero que todo se acabe ya, carece de sentido".

Sobre si el club negoció su rescisión, se remitió al comunicado de la UD. "El tema del contrato lo explicó la entidad. Ahí está. Los compañeros están conmigo. Estoy superagradecido. Para un jugador, siendo de aquí, no es nada fácil lo que sucedió. No se lo deseo a nadie".

Cristiano y la hazaña

Llega el Madrid de Cristiano Ronaldo y Nauzet apuesta por la hazaña. "Recibimos a un rival lleno de estrellas. Y le podemos hacer frente a cualquiera (...) Cuando estábamos en Segunda soñábamos con estos partidos. Le vamos a plantar cara", explica el de Las Mesas, que se ha medido al Madrid en tres ocasiones -y logró un tanto para enmarcar con el Valladolid en el Bernabéu-.

Morirá en el verde para recuperar su sello atómico de francotirador: "Queda un mundo... Se ha hecho un trabajo espectacular y solo quiero ayudar". El '7' ya está de vuelta.

Compartir el artículo

stats