Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas El reportaje

La redención de Araujo

El delantero de la UD, divorciado con el gol desde el 30 de diciembre, será titular ante el Dépor y busca recuperar su etiqueta de ídolo, en manos del sancionado Willian José

Araujo malogra una ocasión ante Bravo.

Araujo malogra una ocasión ante Bravo. Q. Curbelo

La oportunidad perfecta para el héroe del antiguo régimen. Riazor, una plataforma para escapar del anonimato. Y recuperar una tonelada de medallas. Sergio Araujo, invisible en las últimas 12 jornadas (solo ha computado 94 minutos), será titular este lunes ante el Deportivo en Riazor. La 32ª jornada, ante la baja por sanción de Willian José, le deja el horizonte repleto de esperanza. El 'killer' del ascenso, con 25 tantos en la pasada campaña, suma cuatro dianas. Su primera aventura en la liga de las estrellas es una pesadilla. Pero llega A Coruña, una plaza para saldar viejas cuentas con el gol.

La sequía del Chino arrancó el pasado 30 de diciembre ante el Granada en el Gran Canaria. Ya son 98 días sin el aroma bendito de la gloria de la pólvora. La explosión de Willian José -máximo realizador de la UD con 8 tantos-, ha relegado al argentino a un segundo plano. El 10 amarillo no es titular desde el 10 de enero ante el Málaga. Es una situación extraña para el pistolero del ascenso, que costó a la entidad amarilla 2,5 millones de euros, tras ejecutarse la opción de compra a Boca -el pasado verano y tras rechazar una oferta mareante del Palermo italiano de más de 10 'kilos'-.

Bajo esta catarsis -14 jornadas sin marcar, casi cuatro meses-, el delantero se vio envuelto en el caso Chester. Expedientado y multado, a finales de febrero, ahora le toca despertar del letargo. Cuenta con la predisposición de Quique Setién, que lo dejó fuera de la convocatoria ante el Eibar en Ipurúa. El sargento de hierro de la UD se apiadará de una joya que está en el escaparate. La entidad isleña quiere hacer negocio. El pistolero herido es patrimonio del club grancanario. Su recuperación en este tramo final es una necesidad. Y también un gran negocio.

43 disparos

Araujo contra todos los elementos. Silbado por el Gran Canaria, la cita ante el Dépor en Riazor tiene aroma a venganza. En la última batalla ante el Valencia, falló dos muy claras ante el meta Alves. También malogró otro aluvión de atajos para escapar del infierno ante el Barça. No hay manera de que vea puerta. Pero el vestuario muere por el '10'.

"Es un jugador recuperable, tanto él como Nauzet Alemán atesoran muchísimo nivel. Son claves e importantes para el grupo", valora a este medio Jonathan Viera, segundo máximo realizador de la UD, con siete tantos. Uno de los líderes del vestuario, el genio de La Feria es un defensor de la capacidad ofensiva del embajador de pólvora.

Con Asdrúbal Padrón -el que era tercer delantero-, cedido en el CD Leganés, Setién no tiene otra opción. Araujo es la única opción para tumbar al Deportivo en su templo. Al son del 'triángulo mágico', el argentino debe readaptarse a la nueva situación. En este curso liguero, ha completado 27 partidos (1575 minutos), en los que 17 ha sido titular y 10 suplente. Hasta en seis ocasiones fue sustituido (un 22%). Algo impensable en la pasada temporada, cuando en el antiguo régimen, con Viera, Nauzet o Culio era un activo de hormigón armado.

El atacante ha firmado 39 recuperaciones, 454 pases y solo 43 tiros en la competición doméstica. De sus cuatro goles, dos fueron ante el Celta en Balaídos. Para completar su nómina de acierto ante Real Sociedad y Granada. Willian con 234' menos, ha doblado la aportación del argentino -8 dianas, 34 disparos-. Y eso que Araujo ha tirado más.

A la caza de la quinta diana y del perdón eterno. La redención del Chino. Araujo quiere silenciar la condición de nuevo héroe de Willian José -que está a préstamo por el Maldonado de Uruguay-. En un momento de optimismo, con la UD desbocada con cinco victorias en las últimas seis jornadas, es el momento del Chino. También se recuperaron para la causa, tras una fase de ostracismo Tana, Vicente o Momo. Goles contra el silencio.

Compartir el artículo

stats