Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La contracrónica

¿Quién quiere ser el 'nueve'?

Sergio Araujo, titular en Alemania, y Marko Livaja, goleador, pugnarán por el puesto de delantero

Marko Livaja celebra el gol anotado al Darmstadt.

Marko Livaja celebra el gol anotado al Darmstadt. HESSISCHE

Hay números con cierta mística en el fútbol. Parece -y probablemente lo sea- un tema menor. La elección de un dorsal siempre implica algo. A veces, simples manías; otras, el tributo a un ídolo, herencia o un significado especial -desde el número de hermanos a la fecha de nacimiento-. Los números en el fútbol han dado nombre incluso a las demarcaciones. Y ahí, el 'nueve' manda. Un nueve que en la UD Las Palmas no porta ningún jugador desde hace un año y medio.

En la pelea por posicionarse como tal, más allá de su lucimiento en la parte trasera de la camiseta, están Sergio Araujo y Marko Livaja, los dos delanteros de la UD Las Palmas de cara a la temporada 2016-2017. En la pizarra de Setién se perfila un once que calca el sistema del curso anterior. A los cuatro zagueros le sigue un pivote único que lleva el nombre de Roque Mesa; por delante están Viera y Vicente, acompañado en las bandas por otros dos futbolistas -Boateng , Momo o El Zhar como hombres con más papeletas para ocupar esas plazas-. Y delante, está uno de los dilemas de Setién.

La salida de Willian José, al que el mercado ha colocado en la Real Sociedad después de que se frustrase un segundo año más de cesión en Gran Canaria, deja huérfana la posición de nueve -que no el dorsal, que desde la salida de Asdrúbal en enero está huérfano-. Ahora la pelea está entre Sergio Araujo y Marko Livaja, dos perfiles distintos para la UD.

El argentino vivió una temporada floja. Ayer, Setién cambió de dinámica y apostó por él de entrada. En su primer año, rompió los registros goleadores de la UD Las Palmas en las últimos cursos con 25 dianas, incluyendo la del ascenso. Una estela que le persigue aún. Ante el Darmstadt intentó retomar su idilio con el gol, pero se le resistió.

El '10' amarillo gozó de dos ocasiones muy claras para definir el choque, pero la suerte le fue esquiva. Dos balones servidos a la perfección por Jonathan Viera. Físicamente, volvió a demostrar que está lejos de lo que se vio al comienzo del curso pasado. Más fino, Araujo intenta encontrarse a sí mismo, aunque el gol le evite.

Un acierto que sí tuvo Marko Livaja. El croata apenas estuvo nueve -otra vez el mismo número- minutos sobre el césped de Darmstadt, donde apenas conectó con sus compañeros a la hora de combinar. No obstante, no le hizo falta. A la primera, atinó de lleno para colocar el balón lejos del meta teutón.

Ni Araujo ni Livaja han deslumbrado en pretemporada. Ambos aparecen prácticamente con las mismas opciones en la mesa. La UD Las Palmas busca nueve y ambos opositan a hacerse con un puesto que solo tiene un dueño.

Compartir el artículo

stats