Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quince millones en busca de Europa

El Málaga no ha vendido este verano y ha hecho una inversión muy ambiciosa

El grancanario Sandro Ramírez

El proyecto del jeque en Málaga resucita. O eso ha hecho sobre el papel en este verano. Después de varias temporadas con Javi Gracia haciendo milagros y exprimiendo plantillas hechas con presupuestos reducidos, al menos en comparación con los que manejó con Manuel Pellegrini cuando alcanzó los cuartos de final de la Champions, vuelve la ambición al conjunto andaluz. Con una inversión de 15 millones de euros se ha convertido en el club de la zona media de la Liga, junto con Espanyol y Betis, que más ha gastado. Y no solo en precios de traspasos, sino también en sueldos.

Cinco millones y medio de euros se dejó la entidad para fichar a Keko Gontán, una de las revelaciones del curso pasado con el Eibar y que llegó a estar a punto de incorporarse al Sevilla. Otros cinco 'kilos' gastó en comprar el porcentaje de Ignacio Camacho, que ya estaba en el club, que pertenecía a un fondo de inversión. Otros 4,7 millones pagó por Michael Santos, que estaba en el River Plate de Uruguay pero con el que no ha contado Juande Ramos en este inicio de curso, hasta el punto de dejarle fuera de la convocatoria. Los 800.000 euros restantes los utilizó para pagar al Olympique de Lyon el fichaje del central Bakary Koné.

El retorno de Sandro

La idea de la entidad era invertir incluso más dinero, pero el 'Fair Play' financiero de La Liga se lo impidió. Y en nóminas ha gastado también una gran cantidad. Así, aparte de conseguir la incorporación de un entrenador tan cotizado como Juande Ramos, con pasado en clubes de postín como el Madrid, el Sevilla o el Tottenham, se llevó a coste cero a jugadores con muchas novias.

Era el caso de Jony, extremo del Sporting que acababa contrato. O de otros que llegaron cedidos como Diego Llorente, procedente del Real Madrid, o Kuzmanovic, propiedad del Basilea y con pasado en Inter y Fiorentina. Además, logró retener a jugadores de alto nivel, como Camacho, Recio o Roberto Rosales.

Como Jony, también llegó a coste cero el grancanario Sandro Ramírez, que ha sido titular en las tres primeras jornadas pero no ha conseguido todavía marcar. Tras su paso por el Barcelona hay muchas esperanzas en él.

Compartir el artículo

stats