Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una apisonadora amarilla en Siete Palmas

La fortaleza infernal de la UD

El Gran Canaria, junto al Bernabéu, Calderón y El Madrigal, figura como el único escenario inexpugnable

García, Artiles, Viera y Tana celebran el 1-1 ante el Madrid.

García, Artiles, Viera y Tana celebran el 1-1 ante el Madrid. Quique Curbelo

La ópera de los sueños tropicales y el cementerio de los gigantes. El partenón de Siete Palmas es el espacio más seguro del planeta. Figura en la lista de los feudos inexpugnables que quedan en la liga del caviar. Junto al Santiago Bernabéu, Vicente Calderón y El Madrigal, aparece la fortaleza de Siete Palmas. Son los únicos estadios ingobernables tras la disputa de once jornadas de competición.

La sobriedad y rigor de la UD de Setién en su feudo es incontestable. Luce un expediente de oro con tres victorias y tres empates. Así como doce goles a favor y seis en contra. El cuadro isleño, en esta 2016-17, logró triturar en su fortaleza a Granada (5-1), Málaga (1-0) y Eibar (1-0). Además, arrancó tres empates ante Real Madrid (2-2), Espanyol (0-0) y Celta (3-3).

El último descalabro de la UD en el partenón de Siete Palmas se remonta al pasado 13 de marzo ante el Real Madrid (1-2). Han pasado 240 días -siete meses y 22 fechas-, del tropiezo ante el gigante merengue, que tuvo que recurrir a un gol agónico de Casemiro (91').

Valencia (2-1), Sporting (1-1), Espanyol (4-0) y Athletic (0-0) cayeron en las redes del ejército de Setién en el final del pasado campeonato. Se había gestado la leyenda de templo infernal.

En el tramo final de la pasada temporada, la UD coqueteó con los puestos de Liga Europa, pero terminó undécima. El mérito se cifra en diez partidos consecutivos, en dos temporadas, sin besar la lona como local. Un mensaje al planeta del balón. Bienvenidos al desierto de Arizona amarillo y el coto privado del talentoso Viera.

En lo que compete a este curso, su brillante trayectoria como local le etiqueta como el séptimo mejor anfitrión de la Liga (12 puntos). El Villarreal (16) lidera esta relación virtual, seguido del Sevilla (15), Real Madrid (14), Atlético (13), Real Sociedad (13) y Málaga (13). El más realizador es el conjunto de Simeone con 18 dianas en el Manzanares -seguido del Submarino-.

Ejércitos multimillonarios

El Barça sucumbió en el Camp Nou ante el Deportiv Alavés (1-2, 3ª jornada). La legión de Messi, con 700 millones de euros, presenta peores guarismos como anfitrión que la UD en este inicio. Con 10 puntos -pero con un duelos menos que los isleños-, contabilizan tres victorias, un empate y un desliz.

Por su parte, el Sevilla de Jorge Sampaoli, otro equipo de Liga de Campeones, con un presupuesto imperial de 130 millones, perdió su imbatibilidad en su feudo el domingo ante precisamente el Barça. Los de Luis Enrique también incendiaron el nuevo San Mamés (0-1). En el estadio vanguardista de 'los leones' también logró puntuar el modesto Osasuna (1-1). Los de Valverde disponen de otro presupuesto de cine: 115 'kilos'.

Desde su modestia, la UD, con 60 millones de presupuesto, está dando una lección de poderío. Y de efectividad. "Si quieren ganarnos, aquí tendrán que sudar mucho", valora Jonathan Viera, tras liquidar al Eibar, desde el punto de penalti.

Fuera del radar de los elogios, figura la tabla de la vergüenza y los bostezos. Aquí está el bando de los peores anfitriones de la competición del glamour: Valencia, Leganés y Osasuna, con cuatro derrotas en su feudo. El Granada de Lucas Alcaraz, con tres descalabros, completa este grupeto de los agobios. Y es el conjunto pepinero, con solo un punto, el peor local. Ha recibido doce tantos, por los trece del Valencia del italiano Cesare Prandelli. Superado el cuarto de competición, la UD ya ha pulverizado los registros del inicio de la pasada temporada. A estas alturas, en la 2015-16, solo contabilizaba nueve puntos, por los 16 que lucen ahora en su casillero. Una barbaridad.

En la 2015-16, el primer tropiezo en Siete Palmas llegó en la cuarta jornada ante el Rayo Vallecano, dirigido por Paco Jémez (0-1). Era el segundo pulso en el Gran Canaria, para los de Herrera, tras el empate ante el Levante UD (0-0).

Ya en Segunda División, en la 2014-15, la del mágico ascenso, con Herrera al mando, el primer bofetón en el partenón llegó en la 18ª jornada ante Osasuna. En la 2013-14, fue en el primer pulso ante el Deportivo. Y en la 2011-12, en la quinta jornada ante el Córdoba. En el despertar mágico de Jémez, en la 2010-11, la UD recibió el primer puñal en su estadio en la 18ª jornada ante el Xerez (0-3). En la 2009-10 fue en la quinta ante el Levante. Y en la anterior, ante el CD Tenerife en la 13ª jornada del curso.

Cinco pichichis

La aportación ofensiva, con doce dianas, tiene cinco pichichis. Responsables directos de la gloria eterna. Momo (2), Araujo (2), Prince (2), El Zhar (2), Jonathan Viera (2), Tana y Bigas son los realizadores en la fortaleza de gofio. El Athletic Club de Bilbao será el próximo inquilino en el teatro de la fantasía [lunes 28 de noviembre, 19. 45 horas]. En esa fecha, ya serán 260 días de reinado. Ocho meses de dictadura. Solo el Bernabéu, El Madrigal y el Calderón resisten este latir salvaje. La Meca de Setién. Un museo barroco y el terror para los rivales.

Compartir el artículo

stats