Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD, a la cola en presupuestos

La entidad, con 55,3 millones, es el decimocuarto

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD, en el salón de la sede.

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD, en el salón de la sede. QUIQUE CURBELO

El milagro de la UD. Al fin del universo con la gestión eficiente. Con 72 millones de euros de deuda en 2004, el club amarillo ya tenía el epitafio. Ardía en el infierno de la Segunda División B. Doce años después, y tras cerrar el concurso de acreedores (2014), la entidad isleña ostenta la 14ª plaza en la lista de los presupuestos y los millones de euros en la mejor liga del mundo. Del pozo de la Segunda B a la competición del caviar. Ahora respiran beneficios -se contabilizan unos doce millones antes de impuestos al término de la 2016-17-.

Con un presupuesto de 55,3 millones de euros, el mayor de su historia, la UD es un portaaviones. La venganza de la modestia. De no tener papel higiénico en la antigua sede de Pío XII a fichar a un galáctico como Prince Boateng -con dos Mundiales y más de cien partidos con el AC Milán-. Una revolución.

Supera en esta relación de los presupuestos [ver gráfico de la derecha] a la SD Eibar (49), Deportivo Alavés (50), Sporting (52) y Osasuna (52). Y encadena su segunda temporada en Primera, la cuarta en este siglo -las anteriores fueron en la 200-01 y 2001-02-. La entidad que preside Miguel Ángel Ramírez encadena dos ejercicios con beneficios, ya que en el anterior dejó en la caja unos cinco millones. Y para la próxima, después de impuestos, se quedará en ocho millones.

En plena escalada hacia la conquista de una factoría modélica, la UD se centra en su gran asignatura pendiente: una ciudad deportiva. Contempla dos sedes para estirar su sello de magia tropical, Barranco Seco y el Anexo de Siete Palmas. El club grancanario es el único de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) que carece de una ciudad deportiva. Además, desde 2003, hace uso de un estadio que está inacabado.

Una misión artesanal, casi milagrosa, que viene avalada por una cifra récord de beneficios e ingresos. En la parte alta de la relación de los millones, gigantes con tres cabezas como el Barça (688), Real Madrid (675), Atlético de Madrid (266), Sevilla (147), Valencia (127), Athletic Club (113) y Villarreal (103). Una zona VIP solo para imperios del euro y la opulencia.

La UD luce músculo financiero, a pesar de tener una ciudad deportiva tercermundista. Cuestionada por los pupilos de Setién. Los amarillos son décimos en la tabla de los puntos y el 14 en los euros. A las puertas del salón de la opulencia, las miserias de 2004 ya son historia. Aquí el milagro del ingenio.

Compartir el artículo

stats