Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A por un milagro en el Calderón

La UD debe remontar un 0-2 ante el Atleti, subcampeón de Europa, en su última visita al recinto del Manzanares

Ahora sí que sí. La de hoy (20.15 horas, BeIN LaLiga), si los plazos con el Wanda Metropolitano se cumplen, será la última vez que la UD Las Palmas visite uno de los estadios con más solera del fútbol español: el Vicente Calderón. En la orilla del Manzanares, como el que peregrina hasta el santuario de Fátima, el conjunto amarillo buscará levantar el 0-2 que hace menos de una semana se llevó el Atlético de Madrid en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey.

No se queda corto lo de pedir un milagro. Porque a la UD Las Palmas le hará falta algo más que su fútbol para dar la vuelta a una eliminatoria que parece casi sentenciada. Solo algo de intervención divina, un partido redondo en el lado amarillo y un profundo descuido de los colchoneros, produciría esa receta mágica que decantara primero el partido y después la eliminatoria para la UD.

Con dos goles en contra, la UD Las Palmas tiene delante toda una epopeya. Porque en el Calderón se encontrará a un Atlético de Madrid que ha salido de la penumbra. Las dudas que llovían sobre el cuadro de Diego Pablo Simeone parece que se han disipado. En su versión más práctica, más cholista, el Atleti se reencontró en el Estadio de Gran Canaria y refrendó su mejoría, siempre desde la solidez más que desde el virtuosismo -que también lo tiene-. En la Isla, sacó un 0-2 que le valió para levantar su ánimo e ir hasta Eibar y con otro 0-2 demostrar que este Atlético tiene aún mucho que decir.

Si los colchoneros se encuentran metidos en obras -de manera literal, en la zona oeste de Madrid, lejos del Manzares, alicatando su nuevo estadio-, la UD Las Palmas también apuntala tabiques -de manera figurada-. Porque más que del propio partido, el ruido en los últimos días en la Isla ha estado en la reforma de plantilla en la que está metida la dirección deportiva. Los argentinos Jonathan Calleri y Hernán Toledo, cerca de ser oficializados por el club, han centrado el foco de atención.

Y para entrar hay que dejar salir. Asdrúbal ya puso su última piedra en la UD contra el Atlético en la ida. Ahora futbolistas como Mateo García -titular en los dos últimos partidos- o Javi Castellano podrían hacer lo propio esta temporada en el cuadro de Quique Setién. Algo a lo que Sergio Araujo -lesionado y a quien el club busca salida- o Tyronne ni siquiera podrán aspirar, al quedar fuera de la convocatoria para el partido contra el Atleti y también para la estancia que esta semana completará la UD en Madrid antes de viajar hasta Cataluña para jugar con el Barça el próximo sábado.

Así las cosas, Setién apunta a un once de clásicos y no habituales tras la exhibición amarilla frente al Sporting -en juego, que no en resultado-. Hombres como Raúl Lizoain, Aythami Artiles, David García, Hélder, Momo o Mateo se asoman a una alineación donde titulares como Livaja o Tana aprovecharán el Calderón para po-nerse a tono. A su fútbol se agarrará la UD para intentar revertir una eliminatoria más que enrevesada frente a un Atlético que no quiere ni sustos ni bromas y que saldrá con casi todo a velar armas. Una última vez en el Manzana- res donde la UD buscará una épica que tiene más de milagro que de obra terrenal.

Compartir el artículo

stats