Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas La entrevista

"No he pedido tres años más de contrato a la UD; eso es falso"

"Estoy valorando el interés que ha surgido de otros equipos; ya que no puedo esperar", asegura el portero de la UD Las Palmas, Javi Varas

El guardameta sevillano Javier Varas Herrera posa ayer, junto a sus guantes y las botas del plantel amarillo, junto al vestuario de Barranco Seco. TONY HERNÁNDEZ

¿A qué factores futbolísticos atribuye las últimas derrotas ante Granada (1-0) y Sevilla (0-1)?

Son completamente diferentes. En Granada, no fuimos efectivos (...) Metieron uno y jugaron un fútbol que les va bien. Que es otro, con muchas interrupciones y no estuvimos afortunados cara a gol. Creamos bastantes ocasiones. Ante el Sevilla, aunque es cierto que tampoco materializamos; fue por otros factores. Sergio [Rico, meta del Sevilla] estuvo muy afortunado. Aunque llevásemos más el peso del partido, ellos también supieron manejar la situación. Resumiendo: nos faltó efectividad, no marcamos. Pero no se le puede achacar nada a este equipo. Se peleó y se generaron muchas ocasiones. La UD fue fiel a su idea, se encajaron dos goles pero se puede solucionar.

El 'síndrome del chárter'. Una victoria liguera lejos del Gran Canaria en los últimos seis meses.Y mañana, La Rosaleda. ¿Por qué cuesta horrores ganar fuera? ¿Qué se debe corregir?

El año pasado fue muy similar. Y en dos semanas ganamos tres fuera [Eibar, Villarreal y Real Sociedad]. Son cuestiones que se dan y en casa aprietan. Lo hemos demostrado en el Gran Canaria donde el Sevilla fue capaz de batirnos [la UD no caía desde marzo de 2016]. En casa es donde se logran los objetivos. Nos está costando, aunque tuvimos partidos fuera que acariciamos el triunfo. Y en otros, salimos derrotados justamente. No veo un síndrome. Es mental. Son partidos abiertos y cuesta cerrarlos. Y cuando menos se lo espere, se logrará como en 2016. No descarto que los números, en la segunda vuelta, sean aceptables o muy buenos.

La Rosaleda: el punto de inflexión. Ahora o nunca. Luego toca el Bernabéu...El Málaga lleva 86 días sin ganar. ¿Lo ve?

Es un arma de doble filo, el Granada también se jugaba la vida. Con intensidad, espero la mejor versión del Málaga. Si es el punto de inflexión,muchísimo mejor. Pero es un partido muy complicado, vienen de mala dinámica. De no conseguir buenos resultados con el nuevo entrenador [Gato Romero]; precisan de tres puntos para ganar tranquilidad. Será muy difícil.

¿Está en el mejor momento de su carrera?

Puede ser, en estas dos temporadas [con la UD], noto la madurez futbolística. Aprender de errores del pasado. En el Valladolid, también me pasó, me sentí muy cómodo. Disfruto más del fútbol. He sufrido en otras épocas. Llevo diez años de profesional, entre Primera y Segunda; todo lo que me ha ido pasando me ayudó. Ahora disfruto del día a día, de los entrenos, de cada minuto que juego. Me afectan muy pocas cosas. Soy una persona bastante equilibrada. Me ayuda mucho. ¿Es el mejor momento de mi carrera? Es cuando mejor me encuentro. Te encuentras con confianza; puedes permitirte el arriesgar porque tienes confianza y seguridad en mí. Estoy en plena madurez, unos llegan antes, otros después (...) He encontrado el punto.

En sala de prensa, reclamó humildad y mira a Europa con recelo, visión contraria a la otra parte del vestuario. El tiempo le ha dado la razón. ¿La UD ha sufrido una cura de humildad?

Que yo haga este tipo de declaraciones no quiere decir que tenga la razón; cada uno se marca objetivos individuales y colectivos. Entiendo la ambición de llegar a Europa. De intentar conseguir esa plaza. Puedo compartir la ambición, pero hay que ser realistas: tenemos 28 puntos. El Eibar en 2015 tenía esa cifra en la primera vuelta y descendió. En Primera puedes entrar en un bucle y te cuesta salir. Tenemos 28 puntos, no creo que la salvación esté en 40. Este año será más barata. Vamos a amarrarla, vamos a ser humildes, realmente somos un equipo que llevamos un año y medio en Primera. Y que estuvo doce temporadas en el infierno (...) Quiero dejar claro, no entro en ninguna confrontación con nadie. Ni yo tengo la razón; ni nada de eso. Doy mi punto de vista. Debemos ser humildes y conseguir primero la salvación matemática.

¿Se puede ganar con los nombres de Viera, Jesé, Prince...?

Con los nombres no ganas en ningún lado; he estado en un Sevilla que ganaba a todos, y era la gente más humilde del mundo. Y también nos pegaron recitales...En Getafe siempre salíamos goleados. Con los nombres no le ganas a nadie en esta categoría, Segunda y Segunda B. Cuando no das el 100% pasas a ser un equipo mediocre. Al cien por cien, equilibras fuerzas y compites con el Madrid aquí, o a un Barça o un Eibar, Granada (...) Pero si no estás al cien por cien, en el momento que bajes al 70% te conviertes en un equipo muy vulgar.

La renovación. ¿En qué punto está? ¿Sigue usted a la espera?

Sí, no hay avances, no hay oferta. Han existido conversaciones, de buena sintonía. De que les apetece, para saber cuál es la situación. Se han quedado solo en conversaciones y no se ha avanzado en nada. Ni en cantidades económicas o años. Estoy tranquilo, mi agente es el que está en el día a día. Es la primera vez que me ocurre. La estoy viviendo con bastante tranquilidad.

¿Interpreta esta espera como una falta de respeto a su trabajo?

Cada uno trabaja de una manera, la dirección deportiva trabaja así. Si la situación fuese muy importante, la hubiesen afrontado hace bastante tiempo. Siendo conscientes de que desde el 1 de enero, puedo circunscribir un contrato con cualquier club, a día de hoy estoy tranquilo. Ellos marcan los plazos, sigo trabajando igual en el día a día. Aporto cosas. Y no lo considero una falta de respeto. Ellos han establecido un orden de prioridades.

¿Qué fecha de caducidad tiene esta espera? ¿Ha recibido alguna llamada de otro club?

Siendo consciente de que tengo 34 años, no puedo esperar. Si a mí, mañana me surge una oportunidad importante, evidentemente la valoro. Tengo 34 años, me puedo lesionar mañana. Dios quiera que no, porque jamás me pasó, y me quedo con el culo al aire. No puedo esperar, cuando quieran hablar; hablaremos. Estoy valorando otro interés que ha surgido de equipos. No puedo esperar mucho más allá porque tengo 34 años. Y no está el fútbol para perdonar muchas cosas.

¿El Sevilla tocó a su puerta?

Es imposible (...) Es difícil volver a Sevilla, salí bien, que era una cosa que me preocupaba, sigo recibiendo el cariño. Cuando sales de un sitio, no valoras el volver. No sé de donde sale eso, no es real. Todo el mundo le gusta estar en su casa, disfruté de aquella época.

¿Usted ha pedido tres años?

[Sonríe] A mí me llegó por un compañero, no soy tan tonto con 34 años, de pedir tres. Desmentirlo de todas todas. No sé por qué se da ese tipo de información sin contrastar. No leo prensa deportiva, me llegó por un compañero. Me sorprendió mucho, no soy tan tonto. Voy a cumplir 35 -septiembre- como para pedir tres años. El que me conozca un poco, sabe que no es así. Es totalmente falso.

Compartir el artículo

stats