Quique Setién, máximo responsable técnico de la UD Las Palmas, desveló durante su comparecencia que habrá cambios en el once amarillo, en relación al mostrado en la última derrota ante la Real Sociedad. Realza en ser valientes y verticales, y tuvo unas palabras de apoyo para Jesé Rodríguez, que mañana regresa al Santiago Bernabéu. "Espero que le afecta de manera positiva [en relación a su regreso al imponente feudo de La Castellana]. En este campo -el Alfredo Di Stéfano, en el que también brilló con el Madrid Castilla- ha metido muchos goles. Recuerdo una pared con Morata, cuando yo dirigía al Lugo (...) Confiemos que pueda recuperar esa racha que tuvo; tiene muchísima ilusión. Quizás esté excesivamente ilusionado porque hay demasiadas expectativas depositadas sobre él. Lo importante para nosotros, es su trabajo. No somos el Madrid, lo importante es que trabaje con esas ocho o diez carreras. Eso es lo que tiene más valor (...) Quiero que haga esas cosas; de esa manera se hará con el cariño de todos. Seguro que llegarán los goles y su mejor estado de forma".

Cuestionado sobre si se guardará algo, de cara a la próxima jornada ante Osasuna, fue categórico. "Trataremos de hacer lo que sabemos; de tener el balón, el Madrid sin el esférico sufre. Trataremos de plasmar nuestra identidad, si nos toca defender: lo haremos. No vamos a cambiar nada. Si tenemos que marcar, que sea en el 93, para que no tengan tiempo ni capacidad de reacción".

Además, insiste que "es posible que exista algún cambio", en relación y sin citarlos al regreso de Dani Castellamo y Mauricio Lemos a la zaga. Por otro lado, sale en defensa de Javi Varas, tras su error garrafal ante la Real, y confirma que Raúl Lizoain tendrá sus minutos durante el campeonato liguero [para reabrir de esta manera el debate de las rotaciones en portería]. "Javi está bien; le animamos todos. Se siente respaldado por todos. Nos da muchas cosas y lo ha hecho francamente bien. ¿Rotaciones? Esto -su último desliz- no influenciará en los cambios. Ya lo he hecho, Raúl tendrá sus momentos, estoy seguro". Y se le trasladó si ahora era más fácil doblegar a Madrid o Barça, los dos gigantes de la mejor liga del mundo, y si los catalogaría de 'más terrenales': "Creo que no, hay unos cuantos equipos que están por detrás a nivel general como Sevilla, Real Sociedad, Villarreal (...) Hay equipos que son muy fuertes, que juegan bien y son una opción para el título (...) La Real tiene un equipazo, es algo extraordinario; lo vemos cada domingo lo que hace para sacar los partidos. Lo que sí es cierto es que ya no hay grandes goleadas. Todos los partidos se deciden por la mínima; en el terreno no hay tanta superioridad. Y luego, los goles no reflejan lo que ves en el campo".

Mentalidad y efectividad

Además, sobre la dinámica negativa y sus efectos en la fortaleza mental del jugador, fue contundente. "No nos afectará". Y reconoce que vive de los resultados. Es víctima de los números. "Hemos perdido cuatro partidos, siempre hay voces críticas. Jugamos bien tres de esos cuatro partidos. En Málaga no lo hicimos, pero en estas cuatro últimas jornadas disparamos a puerta unas 62 veces con un gol de falta -de Lemos-.

En las dos primeras jornadas, logramos nueve goles de trece disparos (...) Eso es así, dependes de los resultados. No hay otra, lo acepto, vives de los resultados". Para hacer alarde de la fortaleza mental de su grupo: "Están heridos, no es fácil sobreponerse. Pero están fuertes mentalmente y con ganas de revancha. Con ganas de cambiar esta dinámica; todos tenemos esta confianza en hacerlo cuanto antes. Si no es en este partido, lo haremos ante Osasuna. Ahora tenemos ilusión, sabemos de la repercusión de este encuentro. Lo encaramos con la misma ilusión de siempre".