Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas El análisis del rival y actualidad

Tras otro año de gloria

El Leganés busca, en su primera temporada en la élite, sellar su segundo año en LaLiga. El equipo no ha pisado el descenso en todo el curso

Los jugadores del Leganés celebran un gol durante la victoria frente al Deportivo en Butarque.

Los jugadores del Leganés celebran un gol durante la victoria frente al Deportivo en Butarque. MARISCAL / EFE

"No soy futbolero, pero que el Leganés esté ahí, ¡oye!...". Reconoce que no le gusta el fútbol, pero no puede ocultar lo orgulloso que se siente de que el equipo de su ciudad, el CD Leganés, ande por la Primera División. La confesión la hace un taxista al que el fútbol no le ha engatusado, pero que si se le cruza el Lega de por medio, levanta la cabeza con ánimo. Y así, sus "más de 180.000 habitantes", asegura.

Mantener en pie ese orgullo es lo que se propone el equipo del sur de Madrid para los suyos. Algo que de momento tiene encaminado, pero ni por el asomo resuelto. Porque el CD Leganés, salvo una serie de resultados casi utópicos, tendrá que sudar mucho aún para escapar de las tres últimas posiciones de la tabla, una zona que no conoce en esta temporada, la primera que el club disputa en la élite del fútbol nacional.

Eso sí, el Leganés se ha acostumbrado a vivir en el alambre. Desde la decimoséptima jornada de la competición -LaLiga ya va por la trigésimo cuarta-, el equipo madrileño solo ha dejado el decimoséptimo puesto en una de ellas para subir un peldaño. Con una salvación tan barata, donde Granada, Sporting y Osasuna están poniéndole las cosas en bandeja a los demás contendientes, el Leganés se intenta escapar.

Manos por palmas

Los de Asier Garitano -su técnico desde la categoría de bronce-, llegan a esta cita destrozados. El pasado sábado, un gol de Guerrero en el 89' les daba un punto en Villarreal. Todo antes de que en la última jugada del partido, Bakambu emulara a Maradona. El delantero francés convirtió su mano en una cabeza, engañó al colegiado y, con un golpeo con el puño, le dio la victoria al cuadro castellonense en el último suspiro del encuentro.

'Olvidemos las manos y pensemos en las palmas', rezaba el cartel promocional del partido que el Leganés ha paseado por su redes sociales. Un resumen perfecto con un juego de palabras conciso de lo que pasó en El Madrigal y lo que ha intentado hacer el vestuario y el técnico para superar este trauma.

Con entradas desde 15 euros se espera un buen ambiente en Butarque, un estadio que solo ha visto ganar a su equipo tres veces esta campaña. De hecho, el equipo madrileño se comporta a la par casi fuera que en casa. Si en Leganés han sumado 14 puntos, lejos del municipio madrileño acumulan 13 puntos para tener en el bote un total de 27.

Un botín obtenido gracias a su defensa compacta, la alegría de sus puntas y el esfuerzo de un colectivo más novel que veterano en esto de manejarse en la Primera División. Ganarse por sus méritos otro año entre la creme de la creme es su gran motivación.

Compartir el artículo

stats