Gerard Piqué no se fía. La galaxia de la UD, en su peor racha anotadora en la era Setién -316 minutos sin marcar-, puede convertirse en el juez de la Liga. Este domingo 14 de mayo, desde las 19.00 horas, en el Gran Canaria, el conjunto azulgrana está obligado a batir a los amarillos en el partenón de Siete Palmas. Empatados a puntos con el Real Madrid (pero blancos con la cita pendiente ante el Celta en Balaídos), un tropiezo sería etiquetado de catástrofe ante los de Setién. "A estas alturas todos los partidos son difíciles; no nos podemos fiar. Trataremos de dar lo máximo", valoró ayer, el central tras el duelo ante el Villarreal en el Camp Nou.

Para Gerard Piqué, el viaje a Gran Canaria puede ser un elemento perjudicial. "Ir a Las Palmas es complicado, es un viaje largo...". Además, elogia la predisposición táctica y de toque del conjunto de Setién, con los poetas Viera, Tana, Vicente Gómez o Roque Mesa. "Juegan bien al fútbol y si les dejas te pueden meter un meneo". En el pulso de la pasada campaña en Siete Palmas, la UD cayó (1-2). El pasado enero, en el Camp Nou, el Barça goleó a los amarillos (5-0).