Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Benito Ramírez

"En la UD te juegas la vida de tu familia; en el filial no"

"Estuve diez meses sin jugar. Decidí bajarme la ficha para jugar en el Regional C. No me arrepiento", asegura el extremo de la UD Las Palmas y de Las Palmas Atlético

Benito Ramírez, ayer, junto a la plaza del Fuero Real de Gran Canaria y la Fuente Luminosa, posa sobre una piedra con el nombre del compositor Beethoven.

Benito Ramírez, ayer, junto a la plaza del Fuero Real de Gran Canaria y la Fuente Luminosa, posa sobre una piedra con el nombre del compositor Beethoven. SANTI BLANCO

Debut con la UD, campeón de Tercera, un ascenso... ¿De qué se siente más orgulloso?

Del grupo en sí; Las Palmas Atlético es una familia. Estábamos en la celebración del ascenso y nos decíamos: '¡Nos merecemos esto pero de calle'. Más allá del debut con la UD en Primera, está el grupo y la buena sintonía del filial.

2017 lleva su firma.

Un gran año, el mejor de los siete que llevo de amarillo. Llegan los frutos... Hacer la pretemporada con Setién, estar en dinámica del primer equipo, el debut [20 de enero ante el Dépor], campeón de Tercera y el broche del ascenso al primer intento. Toca recargar pilas para venir con más ilusión que nunca.

¿Esperaba contar con más minutos en la UD (14')?

Sí, y espero tenerlos en el futuro. Hay que ser ambiciosos y perseverantes; espero contar con la oportunidad. Lucharé para que el entrenador me brinde esa confianza.

Ha bailado en dos mundos, el del glamour de la UD y el barro de Tercera. Dos vestuarios, dos universos. ¿Son tan diferentes?

La diferencia la marcan el grado de profesionalidad y el ritmo de juego. En la UD te estás jugando la vida de tus familiares; en el filial, no.

¿Cuántas veces ha puesto en Google Roberto de Zerbi?

Sé que firmó 12 partidos en el Calcio en la Seria A [con el Palermo]. Es muy joven [38 años] y ha sido jugador. Con los canteranos tendrá algo de tacto y querrá vernos. Tendrá información por vídeos de todos los futbolistas. Habrá que dejarse ver y causarle buena impresión. Es el gran reto.

Parte de cero. ¿Cómo piensa convencer a De Zerbi?

Trataré de ganarme su confianza. La clave está en hacer una buena pretemporada. Los partidos son importantes para un canterano.

Viera y Momo elogian su juego. Está bendecido por el núcleo duro de la galaxia...

Es vital contar con el respaldo de jugadores de peso como Viera, Vicente Gómez, Aythami Artiles, Momo... Fueron canteranos y conocen el camino. Vas adquiriendo confianza y debes caer bien. Eso hace que todo sea más fácil.

Se compró un coche. ¿Cómo escapa un joven de 21 años a la tentación de la fama?

Es fácil, logro un objetivo y me centro en el siguiente. Trato de que no se me escape. Solo me centro en jugar al fútbol, lo que llevo haciendo desde niño. Logré el sueño de todo canterano, que es debutar en Primera. Estoy en dinámica del primer equipo y espero quedarme en la UD. No miro más allá. Mis prioridades son mi novia [Melania Pérez] y familia. Y mucho fútbol.

Será jugador del primer equipo pero con ficha del filial. ¿Está satisfecho? ¿Acepta este rol?

Siendo inteligentes, es la mejor opción. Estaré en el primer equipo y cuando el entrenador no cuente conmigo pues puedo bajar al filial. Es un punto a mi favor, el hecho de ser sub 23 me ayuda. Así no me quedo sin competir.

Algo inconfesable de Manolo Márquez, el arquitecto del histórico ascenso a Segunda B.

Tiene mucho carácter, al principio le costó un poco adaptarse al carácter canario. Aquí no entrenamos al 200% de intensidad y vino con una hora más de la Península. Le ayudamos e hizo un gran trabajo. Logró hacer una piña y fue justo con los minutos. Todos éramos importantes. Confeccionó un bloque. Victorias, récords... Competir desde la unidad fue clave. Ahí radicó el éxito y su gran secreto.

Su abuela Nana, que reside en La Aldea, es su fan número uno. Le regala rosarios...

Tengo un rosario santiguado del Papa, soy creyente, pero tampoco me vuelvo loco. Creo en mi abuela. Fue fundamental en mi carrera; un pilar básico en mi infancia y pasión por el fútbol... No puede desplazarse para ver los partidos por un problema de salud. Tampoco puede caminar, va en silla de ruedas, no hace esfuerzos. Le cuesta salir de casa y caminar. Está fuerte. Recopila todos los artículos de periódico desde que yo estaba en el San Nicolás con 11 años. Los tiene todos, es mi museo. Le di la camisa del debut. Es la persona más importante. De mis cuatro abuelos, solo me queda ella. Ahí está mi camisa, colgada en su casa.

Usted es el orgullo de La Aldea. El Cristiano del más allá.

Salí a los 15 años, recién cumplidos, y fiché por el Cadete Preferente de la UD. Entré en la Casa Amarilla [la residencia de la calle Nardo]. Fue mi casa y la sigue siendo. ¿La Aldea? Significa mucho, un orgullo. Tengo compañeros como Raúl Godoy [Regional C] que también es de allí. Pero que haya debutado en Primera, soy el único. Mis vecinos son atentos y cariñosos.

Ha hablado con el alcalde Tomás Pérez para que le pongan una estatua o una calle...

Me llevo bien con el alcalde, igual en un futuro me la ponen. Detecto su orgullo. Soy muy familiar y La Aldea significa mucho.

De La Aldea a Las Palmas. 720 curvas y 140 kilómetros -ida y vuelta por la vieja carretera-. ¿En qué piensa en el asfalto?

En mi familia y en mi abuela. Sin ellos, no estaría aquí.

Sufrió un calvario por las lesiones. Estuvo al filo del abismo.

Entrené en dos equipos, con el filial siendo juvenil, y por la tarde con el juvenil. Me lesioné por el sobreesfuerzo. Estuve diez meses sin jugar. Decidí bajarme la ficha para jugar en el Regional C. No me arrepiento. El técnico Chus Trujillo me dio alas, resultó crucial.

¿Qué deficiencias tácticas tiene un canterano en Primera?

La calidad de los canarios es incomparable. El tema táctico va en la edad. Prince tiene 30, Momo, 34. No les hace falta ni correr. No estamos a años luz, solo necesitamos que nos metan a competir.

Del plantel de la UD, ¿a quién admira con devoción? ¿Qué foto tendría en su mesa de noche?

A Momo por su trayectoria. Lleva 16 años [siete en Primera] en el mundo profesional. Te puedes ir a tomar un café con él; es una persona humilde. Otro que ha explotado ha sido Roque Mesa, jugué con él en Segunda B, con Víctor Afonso. Viera es especial, talento puro.

Una frase de Valerón...

Estar tranquilo, que si quería el futuro era mío. 'Tienes calidad'.

El wasap más emotivo...

De mi abuela, una llamada. Con las lágrimas en los ojos, me felicitó. Estaba orgullosa de tener un nieto en Primera. Jamás lo olvidaré.

¿Cómo supera un vestuario la trágica muerte de la madre de un compañero, Raúl Alemán?

Te quedas de piedra, piensas en Raúl. Por encima de todo, está lo humano. Me pasa a mí y me meto bajo tierra. Marcó en la vuelta de la final en Navarra y lo había pronosticado. Nos ayudó muchísimo; fuimos una familia. Y subimos.

Compartir el artículo

stats