Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas La enfermería

El primer calvario de Araujo

El delantero de la UD, con una inflamación en la rodilla, estará dos semanas de baja -Prince sí viaje a Marbella -Hernán supera una faringitis

La maldición del pistolero Sergio Araujo. La última entrega de un pasaje infernal. El Chino, el héroe del mágico ascenso del 21-J [suma 87 duelos y 32 tantos en las tres últimas temporadas], regresa al reino de las tinieblas. Con una parameniscitis en su rodilla derecha, estará dos semanas más de baja.

Está descartado para la gira andaluza [la UD viaja a Marbella para medirse mañana al Besiktas turco y el sábado al Linense], así como para el doble enfrentamiento ante el Tenerife en la Copa Mahou -jugar los días 2 y 8 de agosto-. La citada inflamación del paramenisco de la articulación derecha -el cartílago que rodea la rodilla- le dejaría 24 días KO. Araujo se lesionó el sábado 15 de julio, tras cinco días de pretemporada, y fue baja para el segundo 'bolo' ante la Selección del Sur en Tunte.

Tras regresar de su cesión en el AEK de Atenas [21 duelos, 9 goles], Araujo fue el gran protagonista en esta fase preparatoria a las órdenes de Márquez. En su peso ideal, dio un recital de pundonor y coraje. Había regresado el artillero de los 25 tantos de la 2014-15, la campaña del ascenso con Herrera.

Vendaje en Tunte

Pero tras la disputa del primer amistoso en el Municipal de San Fernando de Maspalomas [ante el Regional C y que se saldó con un (7-1)], el Chino se vio obligado a parar. La rodilla derecha le volvía a jugar una mala pasada. Quedó relegado al banquillo en Tunte (16 de julio) y comenzó la pesadilla. Encadena diez días en el dique seco, a los que habría que sumar dos semanas más. Araujo estaría listo los días previos al Trofeo Carranza, en el que la UD se mide al Cádiz (viernes 11 de agosto) y a Málaga o Villarreal (sábado 12).

En diciembre de 2016, tras jugar ante el Huesca en Copa, comenzaba la pesadilla. En la previa al pulso ante el Deportivo Alavés, Araujo sufría un golpe en su rodilla, tras un choque fortuito con Raúl Lizoain. Ya no jugaría más de amarillo, ya que en el pasado mercado invernal se anunció su marcha, en calidad de cedido, al AEK -25 de enero-. Ese 1 de diciembre de 2016, en El Alcoraz, ante el Huesca, completó los últimos 14 minutos de amarillo [saltó en el 76']. En el fútbol heleno, recuperó sus credenciales de estilete atómico y catapultó al cuadro de Manolo Jiménez a la Liga de Campeones. Con contrato hasta junio de 2020 con la UD, su calvario comenzó, casualmente, tras el fichaje de Calleri -14 de julio-.

En ese primer experimento, ante el Regional C, en San Fernando, mostró una sintonía total con el otro exdelantero de Boca. Había nacido una sociedad perfecta. Pero el Chino pierde tres semanas fundamentales de pretemporada.

En la sesión de ayer, Vicente Gómez dio otro paso en su recuperación [fue operado hace dos meses de una hernia] y toca balón. El centrocampista de Schamann confía en llegar al inicio de competición -el 20 de agosto llega el estreno ante el Valencia en Mestalla-.

Vuelve el Príncipe

Hernán, con faringitis, se ausentó del entrenamiento, pero hoy viajará con el resto de la expedición a Marbella. Con Vicente y Araujo descartados, la UD recupera a Prince. El internacional ghanés se medirá al Besiktas de Pepe -que comienza a las 19.00 horas de mañana-, tras perderse el viaje a Madeira.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats