Hernán Toledo sufre su calvario particular. Algo pasa con él, o por lo menos carece de toda lógica que un fichaje, que supuestamente llega al equipo porque es necesario, no haya entrado ni siquiera en las dos primeras convocatorias de Liga. Aparentemente, no ha sido por problemas físicos, aunque el técnico Manolo Márquez tampoco ha dado demasiadas explicaciones.

Pero su destierro es menos lógico todavía si se tiene en cuenta que dos jugadores de banda como Vitolo y Halilovic no podían participar en la segunda jornada frente al Atlético de Madrid, el primero por decisión del club y el segundo por sanción. Todo indicaba, por tanto, que el extremo argentino iba a debutar el sábado en el Gran Canaria, sin embargo, no sólo volvió a quedarse fuera de la lista, sino que un jugador del filial, Benito Ramírez, fue citado en su lugar.

Si alguna posibilidad tenía Hernán Toledo de jugar era el fin de semana pasado, sin embargo, su bajo estado de forma y las pocas prestaciones que demostró en los partidos de pretemporada no parecen haber convencido al entrenador. Nadie sabe exactamente cómo juega porque poco se le ha visto, y cada vez cobra más fuerza la teoría de que su llegada en forma de cesión a la UD Las Palmas forma parte de un pack indivisible con Calleri, con el que comparte equipo de pertencia -CD Maldonado- y representante -Luis Alonso-.

Toledo, al igual que Calleri, estuvo apunto de recalar en el equipo amarillo el pasado mercado de invierno, pero también se frustró la operación en el último instante.

Poco bagaje

Lo poco que se sabe del extremo argentino, de 21 años, es que tan sólo jugó 10 partidos la temporada pasada, cuatro en la primera vuelta con el filial de la Fiorentina -marcó un gol- y seis con Lanús en la última mitas del curso, un bagaje bastante pobre a priori.

Márquez ya dejó entrever en sus alineaciones durante la pretemporada, sobre todo en el Trofeo Carranza, en el que fue el único que no jugó de titular en ninguno de los dos partidos, que no cuenta con él. Es la condena de Hernán Toledo, el gran desconocido para todos.