Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Madrid-UD Las Palmas / La táctica

El plan de Pako: tres centrales

El técnico de la UD valora reforzar la línea defensiva para taponar la sangría de goles encajados (25)

Pako Ayestarán da indicaciones en El Hornillo, ante el central Bigas. Detrás, Aythami Artiles.

Pako Ayestarán da indicaciones en El Hornillo, ante el central Bigas. Detrás, Aythami Artiles. YAIZA SOCORRO

Del toque a la contundencia. Manual para sellar la hazaña desde el rigor. La muralla amarilla. La UD, que mañana visita el Santiago Bernabéu -19.45 horas, Movistar Partidazo- para batirse en duelo con un cuestionado Real Madrid, prepara un plan táctico con tres centrales -con dos laterales de largo recorrido en una fórmula 5-4-1 o 5-3-2-.

Espera Cristiano Ronaldo (solo un gol en Liga tras 540'), Isco (3) y Benzema (1). El plan Pako. La prioridad pasa por taponar la sangría. Ayestarán trama la utilización de tres centrales. Centímetros y pundonor en La Castellana. Los amarillos han encajado 25 goles en las diez primeras jornadas y es el conjunto más batido de la competición -media 2,5 tantos por encuentro-.

Además, el pulso ante el campeón de las dos últimas ediciones de la Champions llega en un momento delicado: ya bailan seis derrotas consecutivas en la memoria colectiva. En el dogma filosófico de Pako Ayestarán -4-3-3-, toca agitar la pizarra. Un cambio para ganar consistencia. De la línea de cuatro zagueros, tres centrocampistas y tres rostros de pólvora en el flanco ofensivo; se pasa a un retaguardia con tres centrales y dos laterales.

La principal consigna pasa por tratar de dejar la portería a cero ante un rival que encadena dos derrotas consecutivas -ante Girona (2-1) y Tottenham (3-1)-. El Bernabéu no está para bromas. Y la UD concede en exceso: ha recibido 25 tantos en 900', diez como visitante y quince en el partenón de Siete Palmas.

Ayestarán recurre a la inclusión del tercer central [ante el Villarreal en el Estadio de La Cerámica jugó con Bigas y Ximo Navarro, respaldados por Mauricio Lemos pero como pivote] en su quinto partido de Liga, tras caer ante Barça (3-0), Celta de Vigo (2-5), Villarreal (4-0) y Dépor (1-3). En la era de la 'K', la UD ha recibido 15 tantos de los 25 que figuran en el casillero del deshonor.

Solo en un pulso, ante el Athletic en el Gran Canaria, los amarillos dejaron su portería sin perforar y fue en el régimen táctico de Marcos Márquez. La UD tiene un grave problema defensivo de tintes delirantes si ampliamos el foco a todo 2017. Las cifras del horror: 32 partidos, siete victorias, tres empates y 22 derrotas en los últimos once meses. 35 goles a favor y 75 en contra. Elevar una barrera y proteger a Raúl Lizoain o Chichizola es prioritario.

¿Y quiénes serán los once elegidos para el juicio final? El plantel del estratega vasco se ejercitó toda la semana a puerta cerrada -en el recinto de Siete Palmas-. Esta mañana será el último ensayo. Halilovic y Tannane están descartados por lesión.

En idéntica situación se encuentra Jonathan Viera, que acelera su recuperación para llegar al UD-Levante, fijado para el próximo 19 de noviembre en el Gran Canaria.

La fórmula del otro Paco

Este mediodía, Pako ofrece la relación definitiva de 18 jugadores. Tiene los cinco centrales aptos -David García, Aythami Artiles, Pedro Bigas, Ximo Navarro y Mauricio Lemos-. Los dos primeros fueron descartados por determinación técnica ante el Dépor, el pasado lunes, en la décima jornada. ¿Repetirá?

El lateral diestro Míchel Macedo, titular en las últimas jornadas, está lejos de su mejor versión. En la recámara, David Simón. En la línea de tres centrales: Ximo Navarro, Bigas y Mauricio Lemos se perfilan como los elegidos. Pero sin desmerecer a los veteranos García y Artiles.

La banda izquierda es para Dani Castellano. Y en la medular, múltiples opciones: Samper, Vicente, Aquilani y Vitolo lideran las quinielas, con el ejecutor Calleri como el 'nueve'. Y en el banco: Rémy.

En busca del honor y de la historia. La UD, herida de muerte, pisa un templo despiadado. Carnicería o un baño de excelencia. Juicio en el Bernabéu, la ópera del balón. El efecto 'K' cambia de registro y da el salto a una retaguardia con tres centrales como ya hizo Paco Herrera en el inicio de Liga en el curso 2015-16.

Compartir el artículo

stats