Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vitolo, ilusión sin resultados

La estancia del extremo en la Isla termina en un gran fracaso

Vitolo, ilusión sin resultados

Vitolo, ilusión sin resultados

Cuando el pasado 12 de julio la UD Las Palmas hacía oficial el retorno de Vitolo, en una operación a tres bandas enrevesada, nadie se esperaba un desenlace tan decepcionante. Ha pasado menos de medio año y ya ha concluido la estancia del internacional en la Isla, un mes antes de lo previsto debido a una lesión muscular. La última herencia de Pako Ayestarán, que le mantuvo en el once a pesar del gran resultado de la ida. Con ese capítulo, unas lágrimas sinceras tras un golpe de Guilherme, se cerró el pasado miércoles la segunda etapa de Vitolo en Gran Canaria.

El internacional amarillo llegó con la etiqueta de mediático -no era para menos- y se va por la puerta de atrás. Porque no ha rendido como se esperaba. Ni el resto del equipo se lo puso fácil ni él tampoco estuvo brillante. Dos lesiones y el bajo nivel, tanto del jugador como de todo el conjunto, han empañado lo que se convirtió en uno de los culebrones del verano, en la UD y en todo el fútbol europeo.

Porque el calado de Vitolo es enorme. Aterrizó en la Isla como hijo pródigo y como jugador mediático por su condición de internacional español y tres veces campeón de la Europa League con el Sevilla. Su incorporación levantó mucha polvareda porque, ante la pasividad del Atlético, negoció una renovación con el Sevilla por la que el club hispalense le ha denunciado recientemente. Le reclama la entidad presidida por José Castro hasta diez millones de euros ya que consideran que familiares del jugador firmaron ese documento.

Toda esa parafernalia en la que se convirtió la incorporación de Vitolo no tuvo un final feliz. Aterrizó en la UD y generó una ilusión inigualable -su presentación superó en espectadores a la de Prince Boateng y Jesé Rodríguez- pero nada de ello se ha visto reflejado en datos. Y es que por el período que estará de baja -un mes por una microrrotura miofascial del bíceps femoral izquierdo- se ha ido a Madrid para recuperarse con los especialistas del Atlético. Así, cierra su periplo de amarillo con un balance de un gol y 0 asistencias en 9 partidos disputados. Entre los que se ha perdido y los que se perderá hasta final de año no jugará hasta ocho partidos o, lo que es lo mismo, casi el 50 por ciento.

Tres lesiones diferentes ha sufrido Vitolo. La primera de ellas coincidió con la visita del Atlético y le hizo perderse posteriormente tanto la convocatoria con la selección española como el choque frente al Málaga. Volvió frente al Athletic y el Sevilla, donde resistió la pitada monumental del Sánchez Pizjuán y sufrió unas molestias que le hicieron perderse otros dos encuentros más con la UD.

Desde entonces y hasta este miércoles ocho partidos seguidos, siete como titular dos de ellos de Copa del Rey que han supuesto su principal aportación. Siempre quiso, siempre lo intentó, nunca se escondió, pero Vitolo ha fracasado en su regreso a la UD Las Palmas. Las estadísticas son rotundas.

Un único tanto es su legado, y no sirvió para nada. Llegó para acortar distancias frente al Celta en los últimos minutos. La ida de Copa contra el Deportivo fue su mejor partido, pero ese rendimiento no tuvo continuidad. Ahora, con un futuro más esperanzador, se pone a las órdenes de Simeone

Compartir el artículo

stats