La contienda de Paquito. Vocación y devoción por un escudo. El excapitán -296 duelos de amarillo de 1992 a 2002- etiqueta de "responsabilidad y compromiso" el acto de servicio de esta noche. Dirigir al galeón ante el Betis de Setién en el Gran Canaria (19.45, beIN LaLiga) es su presentación planetaria.

Tras la destitución de Pako y la negativa de Jémez, le toca al tercer Francisco: Paquito Ortiz. Integrado en el cuerpo técnico desde julio, como asistente de Márquez, prepara una 'revolución silenciosa'. "No me esperaba estar aquí. Ni lo buscaba".

"Vine con la idea de ayudar a la entidad y club en la medida en que pueda aportar (...) Las circunstancias te ponen en situaciones que no esperas (...) Hace cuatro meses me dices esto y te digo que no pasaría. Hay que afrontarlo: dar un paso al frente y dar lo mejor de cada uno".

¿Es una final? A cinco puntos de la salvación, lo tilda como "el partido". "Llevo dos días con bastante lío. Para mí, es el partido (...) Debemos centrarnos en el presente. El lunes no sé lo que va a ocurrir -llega Almirón-". Sobre si es el partido de los jugadores, los ve concentrados: "Los conozco y percibo el respeto. Si ellos rinden y compiten, quedará patente que estamos juntos".

No da pistas sobre el once, ni en la portería. ¿Raúl o Chichizola? "Uno de los dos jugará seguro". "Entiendo mi rol y no va a cambiar. Vamos a intentar simplificar las cosas y buscar la naturalidad. Me acuerdo cuando firmé en el 1992 por la UD fue como mediapunta y acabé jugando de lateral derecho".

Puso el acento en la figura de Setién y en su huella en el planeta amarillo. "Hizo un buen papel y enganchó a la gente. Se habló mucho del equipo y puso su filosofía. Caló hondo en el vestuario. Será un partido especial".