El histórico Recreativo de Huelva, decano del fútbol español, cayó este sábado en Gran Canaria víctima de la ambición de Las Palmas Atlético, que ha reaccionado de la mano de Juan Manuel Rodríguez, sumando su segundo triunfo consecutivo. Hay esperanza para el filial.

Durante la primera media hora el dominio fue alterno, centrándose mayormente el juego en el centro del campo y con pocas llegadas a las áreas. Hasta ese momento el conjunto local solo había efectuado dos disparos a portería, el primero de Pablo desde la frontal y que atrapó sin problemas el meta visitante; y el segundo de Benito, desde el interior del área, pero sin encontrar portería.

Superada esta primera media hora, Eric Expósito recibió un balón dentro del área y su ajustado remate llevó el cuero a la red, estableciendo el 1-0. Y en plena reacción visitante, los locales montaron un contragolpe entre Eric Expósito y Benito, que culminó el segundo con un duro disparo a la red desde el interior del área, haciendo así el 2-0 con el que se llegó al descanso.

Ambos conjuntos salieron con las ideas claras tras el paso por vestuarios. Los anfitriones salieron buscando el gol con el que sentenciar el partido y los visitantes por el contrario el tanto que les metiera en el duelo.

El filial amarillo controló la situación durante la primera media hora de la reanudación, conteniendo bien a su rival y generando alguna opción de contragolpe para marcar. Eric Expósito dispuso de las dos más claras oportunidades para los locales en esta fase.

El Recreativo de Huelva logró acortar distancias en el marcador ya en la recta final del partido, con un penalti cometido sobre Sergio González y que transformó Boris en el 2-1.

Un minuto más tarde el conjunto de Juan Manuel Rodríguez se quedó con un jugador menos por la expulsión de Parras, lo que aprovechó el conjunto visitante para acrecentar su dominio y así el propio Boris tuvo la opción del empate a cinco minutos del 90, pero su remate desde el interior del área se marchó ligeramente desviado.

Al final, tras unos angustiosos cinco minutos de prolongación, el colegiado dio por finalizado el encuentro, quedándose los tres puntos en la isla redonda.