En busca del milagro. La hazaña de la salvación de la UD transita mañana por el Wanda Metropolitano -desde las 15.15 horas-. Penúltimo y con 14 puntos, el cuadro amarillo solo contempla una victoria visitante (en septiembre, ante el Málaga y con Márquez en el banquillo) y no vence al Atlético de Madrid en Liga a domicilio desde 1969. El gigante colchonero, sin Diego Costa, con 347 millones de euros de presupuesto, conforma una prueba de fuego. Además, el cuadro amarillo se encuentra en plano proceso de reconstrucción -dando siete bajas y fichando, el último en llegar Gil, que está en la convocatoria-. "Nuestra situación no nos permite hacer diferencias entre rivales fáciles, difíciles... Sólo pensamos en el botín que hay en cada partido que son tres puntos y da igual a quién nos enfrentemos. Quiero seguir viendo mejorar al equipo, el Atlético nos va a exigir mucho. La idea es sacar un resultado que nos pondría en una situación hace dos semanas impensable; como lo era ganar al Valencia".

Reclama un "partido perfecto". "No tenemos tiempo para decir todas las cosas que tenemos que mejorar. Los resultados no me engañan, ni los malos ni los buenos. Un entrenador debe saber lo que su equipo hace bueno y malo. Cuando se gana no se ha hecho todo bien, es una gran mentira. Estamos tan faltos de puntos que una victoria parece que puede ocultarlo (...) En poco tiempo es imposible que un equipo sea capaz de coger todo lo que pasa por mi cabeza. Para ganarle al Atlético de Madrid tienes que hacer un partido perfecto y a veces incluso esperar que ellos no tengan una buena tarde, porque si ellos la tienen y tú también, son mejores que tú".

El mayor reto profesional en la carrera de Jémez es un pulso con la leyenda: "Vamos a seguir apostando por una manera de hacer las cosas pero quiero ver mejorías. Si no la vemos va a ser complicado ganar partidos. Podríamos hacerlo aisladamente, pero eso no nos llega. Nos vale una regularidad, una mejoría, ver que en cada entrenamiento y partido se va mejorando. Si viene acompañado de resultados, mucho mejor, pero entiendo que esa constancia y equilibrio nos va a dar los resultados. Buscamos hacer historia, ningún equipo con once puntos al final de la primera vuelta se ha salvado, y lo vamos a hacer con nuestra afición y con toda la ilusión. A mí me gusta meterme en sitios donde puedes lograr algo que nadie ha logrado. El objetivo y recompensa es grandísima".