Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gigante culé visita el Gran Canaria

Chichizola saca la mano

El guardameta argentino se hace definitivamente con la titularidad en la portería

El debate de la portería de la UD Las Palmas está sepultado. Leo Chichizola se ha encargado en las últimas semanas de acabar con el vaivén de porteros esta temporada sobre la portería amarilla. Y es que el guardameta argentino ha sido uno de los grandes protagonistas del equipo grancanario en las últimas semanas con un estado de forma al alza.

Su última actuación en el Municipal de Butarque frente al CD Leganés sirvió como prueba para refutar su condición de intocable en el once del técnico Paco Jémez. Apareció en tres momentos clave para desbaratar las tres acciones del partido más claras del equipo del sur de Madrid. La primera, para achicar a Amrabat en un uno contra uno que el delantero marroquí perdió enviando el balón por fuera; la segunda, para cerrar a la perfección a Nabil El Zhar y evitar el gol en el palo corto; y la tercera, con una mano de hierro en el desvío de Bustinza a un golpeo de falta directo de Diego Rico.

Una actuación que valió para que la UD Las Palmas pudiera salir de Butarque sin goles encajados. De los últimos cuatro partidos de LaLiga, el conjunto grancanario ha dejado su portería a cero en tres partidos (en la victoria ante el Málaga por 0-1 y en los empates sin goles lejos del Gran Canaria ante Athletic Club y Leganés). Y en todos ellos la importancia de Chichizola ha sido vital.

Sin embargo, ahora llega el reto de los retos: el FC Barcelona, líder de la competición y una máquina de golear con 68 goles a favor. La última vez que un equipo, con su portero a la cabeza, dejó a cero al Barça aún está reciente. El Getafe de José Bordalás negó el gol al Barça hace tres jornadas en un partido donde el equipo del sur de Madrid se tuvo que enfrentar a toda la artillería azulgrana con Leo Messi, Luis Suárez, Ousmane Dembélé, Philippe Coutinho, Paulinho o Paco Alcácer. Lo hizo en el Camp Nou y con una actuación estelar de su portero, Vicente Guaita. Y es que para sacar algo positivo ante un equipo como el FC Barcelona se necesita de todo. El recital de Guaita ese día fue notable.

Leo Chichizola se ha convertido en uno de los protagonistas de la mejoría de la UD Las Palmas. Arropado por la creciente consistencia de la defensa, interviene menos, pero resulta más determinante. Por ejemplo, ante el Leganés, en las estadísticas oficiales de LaLiga, solo se recogen dos paradas: la del tiro de El Zhar y la de la falta desviada por Bustinza.

Hasta el momento, Chichizola ha encajado 30 goles en los 16 partidos que ha jugado en LaLiga -en total, la UD suma 52 goles en contra-. Y es que al igual que en el resto de líneas, la portería no ha gozado de estabilidad este curso. Paco Jémez quiso testar el nivel de sus porteros y le dio dos partidos a cada uno de sus porteros para ver qué hacer. "Tenemos dos porteros de un nivel similar. Son dos porteros muy parejos. No creo que sacando uno o a otro no va a cambiar demasiado. Es una cuestión de ver quién está con más confianza", determinó Jémez sobre la carrera que Raúl Lizoain y Leo Chichizola tenían con la meta de la titularidad.

Una confianza que Chichizola está demostrando tener en estos momentos de una temporada nueva para él. Desde que dio el salto a Europa, el guardameta de San Justo había sido siempre titular. Completó sus tres temporadas en el Spezia Calcio de la Serie B sin perderse ni un solo partido. Sin embargo, durante esta campaña ha tenido que verse en el banquillo durante una buena tramo de la misma. Una cuestión de confianza que Leo Chichizola quiere mantener ante el gran Leo del fútbol mundial: Messi y los suyos. Un objetivo ambicioso que necesita de lo mejor de sí mismo.

Compartir el artículo

stats