Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas El 'caso Emenike' y la plaga de lesiones

La UD pleiteará para minimizar los daños del fichaje de Emenike

La entidad dispone de un documento que prueba que el Olympiakos y el jugador sabían que estaba lesionado

La UD pleiteará para minimizar los daños del fichaje de Emenike

La UD pleiteará para minimizar los daños del fichaje de Emenike Juan Castro

La UD Las Palmas no va a quedarse de brazos cruzados con el caso Emenike. La entidad de Siete Palmas pleiteará próximamente con el objetivo de minimizar los daños que ha generado la cesión del nigeriano y que se centran fundamentalmente en que no llegará a debutar como futbolista amarillo. La culpa la tiene una lesión en el cartílago de su rodilla derecha que ya traía de su etapa anterior en el Olympiakos, equipo que le cedió en el último día del mercado de invierno hasta final de temporada.

El club dispone de un documento que demuestra que tanto el conjunto griego como el propio Emenike conocían que el jugador estaba lesionado antes de recalar en la UD, por lo que entiende que ambos podrían haber incurrido en un posible fraude a la hora de cerrar la cesión el pasado 31 de enero. Esa es la prueba principal sobre la que trabajarán los servicios jurídicos del club, que todavía no han empezado a analizar toda la documentación relativa al contrato del internacional por Nigeria, aunque lo hará en los próximos días.

En el departamento primero quieren analizar con detenimiento toda la información de que dispone para luego ejecutar medidas concretas contra el Olympiakos e incluso contra el propio futbolista. Uno de los fines, en principio, sería el de no hacerse cargo del coste de la ficha del nigeriano.

Dicho con otras palabras, lo que pretende la UD es recuperar todo lo invertido por un jugador del que no ha podido ni podrá disfrutar por un posible fraude en el momento de cerrar su incorporación. La entidad prefiere esa posibilidad a la de devolver a Emenike a su club de origen, algo que también meditó una vez supo que la lesión, para su recuperación absoluta, requiere de una operación quirúrgica.

La revisión de Garcés

Por otra parte, el jefe de los servicios médicos de la UD Las Palmas, Gerardo Garcés, confirmó que el delantero, antes de llegar a la Isla, ya padecía un desgaste en la rodilla. "Emenike vino lesionado y a nosotros no nos dijo nada. Él firmó como que no tenía nada", aseguró en una entrevista publicada por este medio el sábado pasado.

Las afirmaciones del galeno las prueba un documento con el que cuenta la entidad y que ratifica que el jugador, efectivamente, tenía la rodilla afectada. Y eso es lo que, precisamente, pretende utilizar Las Palmas a su favor en un posible pleito con el Olympiakos y/o con el futbolista.

En cualquier caso, todo el mundo, incluidos algunos miembros de la directiva de la UD, se preguntan todavía cómo fue posible que Emenike superara el reconocimiento médico si, tal y como confirma el escrito de que dispone el club, venía con un desgaste generalizado en la articulación. Garcés argumentó que realizar una resonancia magnética en profundidad no es la práctica habitual.

"Imagínese el coste que tendría eso. Ni la UD Las Palmas ni el 90 por ciento de los equipos de Primera se pueden permitir ese lujo. Es más, eso no se hace ni siquiera en el Barça y el Madrid", aseveró el jefe médico, quien, a pesar de haber confirmado la lesión previa de Emenike, también afirmó, por otro lado, que "las pruebas resultaron ser total y absolutamente normales", y que "a los dos o tres días fue cuando se resintió" Emenike.

Fue a partir de entonces cuando, después de una resonancia al uso, se detectó que el nigeriano había llegado lesionado a Gran Canaria. El doctor confesó en la misma entrevista haberse sorprendido por el hecho de que no jugara ningún partido desde el pasado 28 de octubre, pero que eso ya no era una cuestión suya.

"Quien contrata al jugador debería hacer un seguimiento", aseguró, en clara referencia a la dirección deportiva. Lo cierto es que, al margen del traslado de responsabilidades de unos a otros, el documento con el que cuenta la UD hace que, al menos por ahora, todos vayan a una a la espera del estudio de toda la información por parte de los servicios jurídicos y de las decisiones que se tomen tras el mismo.

Jémez y la "cagada"

En cualquier caso, el gran perjudicado de todo el caso Emenike no ha sido otro que el equipo, que no pudo ni podrá sustituir al francés Loïc Rémy, descartado por Paco Jémez durante el primer día del técnico al mando del vestuario amarillo. Precisamente el cordobés calificó la incorporación del nigeriano de "cagada muy gorda", precisamente porque si había descartado al que hasta ese momento era el máximo goleador del equipo era porque confiaba en que llegaría un relevo de garantías.

Lo cierto es que Emmanuel Emenike pasará a la historia de la UD Las Palmas por no haber podido debutar a pesar de pertenecer a la plantilla, a la que supuestamente se había incorporado para reforzarla. Su desgaste en la rodilla derecha se lo impide, pero eso no lo sabía el club, por lo menos en la versión oficial. Sea como fuere, la entidad dispone de un documento que puede servirle, al menos, para minimizar los daños de su cesión. Los servicios jurídicos se pondrán a ello en los próximos días.

Compartir el artículo

stats