El técnico de la UD Las Palmas, Paco Jémez, aseguró este mediodía en la previa del último partido de la temporada frente al Girona (mañana, 17.30 horas, beIN LaLiga) que necesita seguir entrenando el próximo curso. "Quiero seguir trabajando, tengo que seguir trabajando. Me voy muy dolido de aquí, con lo cual necesito un proyecto rápido para quitarme todos estos sinsabores que he tenido que vivir en estos cuatro meses y medio", comentó, aunque quiso dejo dejar claro que de esas palabras no cabe interpretar que abandona el banquillo amarillo.

"La vida te da una reválida. Quiero entrenar lo entes posible porque me gustaría quitarme todas estas sensaciones dispares que me llevo de los meses que he estado aquí", insistió. En cualquier caso, el técnico cordobés señaló que ningún otro equipo ha vuelto a llamarle para intentar ficharle. "Nadie me llama porque no voy a atender a nadie. Ya lo he dicho en varias ocasiones. Por esperar tres días tampoco va a pasar nada", sentenció.

Preguntado por cómo ha visto al vestuario en la última semana se trabajo antes de las vacaciones, Paco señaló: "Es una pregunta para los jugadores. Todas las personas no sentimos las cosas de la misma manera. Yo te puedo hablar de mí. No es fácil motivar a un equipo que ya está descendido, pero cada uno tiene su manera de entender las cosas. Tendrías que analizar componente por componente para ver cómo están. Los jugadores deben estar tristes, diría poco de ellos como persona y profesionales si no es así".

Por ello recordó que deben dar el máximo porque "para algunos será su último partido en Primera División". "El futuro de cada uno es incierto, entonces si de algo vale estar la última semana juntos es para que se conciencien y sepan que este es un momento especial. Han convivido durante todo un año y en un grupo este tipo de experiencias negativas te une. Deben pensar que este va a ser el último partido que jugarán como compañeros", explicó.

Jémez también aseguró que la dinámica de trabajo en los últimos días no ha variado. "Sigo trabajando igual. La mejor manera de no entender y no hacer ver que esta semana no es diferente es poner las mismas ganas y trabajar de la misma manera. Nos gustaría despedirnos con una victoria. Me gustaría ganar un partido. Queremos llegar de la mejor manera a este partido, sabiendo que esta semana no es diferente. Buscaremos hacerlo lo mejor posible", reveló.

Por último, se refirió a la medida adoptada por la Federación de Peñas de la UD de no ir al partido mañana: "Respetamos la decisión de cada uno de nuestros aficionados. Cada uno es libre de hacer lo que quiera. Lo único que podemos hacer es respetar cada decisión".