Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD cambia el ritmo con Jiménez

El club pasa de ser el más lento con Márquez al más rápido con el andaluz

La UD cambia el ritmo con Jiménez

Faltan casi tres meses para el comienzo de la próxima temporada y la UD Las Palmas ya tiene entrenador. Con Manolo Jiménez, anunciado ayer de manera oficial, el club amarillo ha sido mucho más rápido que los otros descendidos a Segunda División. Málaga y Deportivo, dos de los principales rivales del próximo curso, todavía no lo tienen claro. De hecho el cuadro andaluz ha roto las negociaciones con Juan Ramón López Muñiz y ahora apunta a Esteban Vigo. Mientras, en La Coruña el nuevo director deportivo, Carmelo del Pozo, aseguró hace unos días que "en mi cabeza lo tengo claro, hay uno y por detrás están los demás, el que yo quiero no lo está peleando ningún equipo".

Además, el club insular ha conseguido hacerse con la primera opción que manejaba y un hombre que ha rechazado entrenar en la Champions por dirigir en Segunda. Manolo Jiménez, que ha firmado un contrato de un año y otro opcional en caso de ascenso a Primera, será presentado este lunes (16.00 horas) en la sala de prensa del Estadio de Gran Canaria. Aterriza acompañado por su equipo de trabajo, que estará formado por Jesús Calderón (segundo entrenador) y por Daniel Pastor (preparador físico). Queda por ver, entre otros muchos aspectos, el vínculo que tendrán hombres como Paquito Ortiz o 'Turu' Flores.

Con Jiménez la UD Las Palmas ha sido el más ágil, todo lo contrario a lo que ocurrió la temporada pasada. Después de conocer desde marzo que Quique Setién no iba a continuar en el próximo curso la entidad se encomendó a Roberto De Zerbi. El italiano planificó la pretemporada, conoció las instalaciones y contribuyó en la elección de algunos refuerzos. Trabajó codo con codo con la dirección deportiva pero estaba a la espera de un litigio con el Palermo. Al final no lo resolvió y a una semana para el comienzo de la pretemporada la UD improvisó con Manolo Márquez, que se encontraba preparando el curso con el filial. El anuncio se hizo oficial el 3 de julio. Esta vez ha llegado el 26 de mayo, más de un mes de diferencia.

La UD ha aprendido de ese error, y por partida doble. Y es que antes de la llegada de Manolo Jiménez incorporó al nuevo máximo responsable de la parcela deportiva con Toni Otero. Tan solo una semana después de la última jornada de Liga el club ya tiene a dos nuevos jefes, el de los despachos y el de la plantilla. También cuenta Jiménez con un perfil muy diferente al de los dos primeros entrenadores del curso pasado, pues tanto Manolo Márquez como Pako Ayestarán carecían de experiencia al frente de un banquillo en la elite. El andaluz, mientras, tiene ya cinco equipos profesionales, además del Sevilla Atlético en un currículum en el que también destaca su experiencia como jugador. Lateral internacional con España, sabe lo que es participar en un Mundial, el de Italia 90. Hasta catorce temporadas estuvo Jiménez como jugador del Sevilla en Primera y disputó 15 partidos con la selección.

Las primeras decisiones

Ahora tanto Toni Otero como Manolo Jiménez tendrán tiempo de sobra por delante para cerrar la planificación de la pretemporada, de la que ya hay un boceto -el stage se realizará en el Don Gregory-, y sobre todo la plantilla. Las renovaciones de David García, Momo, Javi Castellano, charlar con los jugadores con contrato que se quieren marchar -Tana y David Simón-, las altas y las bajas serán consensuadas entre Jiménez y Otero.

La idea del andaluz es quedarse unos días en Gran Canaria para diseñar las líneas maestras del próximo proyecto, conocer las instalaciones y empezar su adaptación antes de continuar sus vacaciones. Después llegará la hora de la verdad.

Compartir el artículo

stats