El amor de Setién. En el corazón del emperador de seda, sigue latiendo el Roque Nublo. Quique Setién, tras meter al Real Betis en Liga Europa, en una campaña para enmarcar con 19 victorias, seis empates y 18 derrotas en todas las competiciones, vuelve a la actualidad de un equipo con el alma rota. "Hay que tomar nota del ejemplo de Setién, que se fue y es abonado", aseguró el presidente de la UD, Miguel Ángel Ramírez Alonso en la emisora oficial.

Y efectivamente, el estratega cántabro, el marqués del toque, que dejó al bloque verdiblanco de Joaquín en la sexta plaza, tiene su carné. Cuenta con su abono en el sector de Tribuna A-3, fila 27, asiento 9. Aunque resida en Sevilla, late como un apasionado amarillo más, a pesar de su marcha de Gran Canaria, el pasado junio de 2017.

A sus 58 años, Setién está de moda. Conquistó el Villamarín con su partitura estética. Desde octubre de 2016 a mayo del 2017, llevó las riendas de la UD Las Palmas con un balance de 26 victorias, ocho empates y 34 derrotas. Salvó al cuadro grancanario de la quema del descenso y ostentó el liderato en el inicio de la 2016-17. En tiempos de penumbra y decepción, reclama fortaleza y traslada sus mejores deseos a la UD: "Hay que pensar en el futuro y ser constructivos", insiste en su entorno. El abonado Setién sigue padeciendo y sufriendo por el amarillo.

El estratega que patentó un estilo combinativo en la Isla, fue el mejor aliado para valores como Vicente, Tana, Jonathan Viera o Roque Mesa, confirma a este medio que tiene pensado renovar el abono. Desde Sevilla, sigue latiendo un corazón isleño. El mismo que catapultó a la UD a la primera línea internacional.

Cabe recordar que el pasado 4 de mayo, Setién trasladó sus muestras de afecto y respaldo a la afición amarilla, tras consumarse el descenso a Segunda. "Siento de corazón todo lo que le ha pasado a Las Palmas (...) Sé que hay mucha gente allí que me aprecia, que no entendió mi salida, pero allí dejé muchos amigos y lo siento mucho por ellos. Fue el equipo que me dio la oportunidad de ser entrenador de Primera (...) Y siendo socio de Las Palmas, porque me dio mucho, solo espero que vuelvan pronto", valoró en El Transistor de Onda Cero.