20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Configuración del plantel

Rubén Castro se cae de la lista

El delantero, que rescinde con el Real Betis, prioriza seguir jugando en Andalucía

Rubén Castro Martín, exdelantero de la UD, en una acción con la elástica del Betis, de archivo.

Rubén Castro Martín, exdelantero de la UD, en una acción con la elástica del Betis, de archivo.

Tachen al Moña.Rubén Castro Martín se aleja de la UD. El delantero isletero del Real Betis de 36 años -290 partidos, 147 tantos- acelera su rescisión de contrato y busca acomodo. El club grancanario, escenario donde firmó 115 encuentros y se dio a conocer en el planeta del balón- sondeó su contratación para reforzar la línea ofensiva. Rémy, Rubén Castro y Araujo, la ´RRA´ salta por los aires, porque el ex del Rayo Vallecano, Huesca, Dépor, Racing, Nástic y Albacete prioriza seguir compitiendo en un club andaluz.

Instalado en Sevilla desde 2010, el Córdoba y Málaga han llamado a su puerta, y en este punto de la película, parecen los mejor situados. Rubén también ha recibido propuestas mareantes de la Superliga de China. En los despachos de la UD, etiquetan de "interesante" la operación de recuperar al Moña, que jugó su último partido de amarillo en la campaña 2003-04.

Rubén se estrenó de amarillo en la 2000-01 en la máxima categoría y de la mano del técnico croata Sergio Kresic -fue en La Rosaleda ante el Málaga, con solo 19 años, un 25 de febrero de 2000 -. Conoció la fragancia del gol, a lo grande, ante el Real Madrid de Zidane en el Estadio Insular con dos castañazos (4-2).

Con 38 dianas de amarillo, en su última temporada con la UD alcanzó la cifra de 22 tantos, y se coronó como Pichichi de Segunda. En el pack con Momo, fue traspasado al Deportivo de La Coruña.

Jiménez, el mejor fichaje

Un alto ejecutivo de la entidad isleña reconoce que Rubén Castro "es una garantía realizadora". Además, confirma el extremo de que el Córdoba "está bien situado" para quedarse con el Moña. El ariete no entra en los planes de Quique Setien, y la rescisión se hará de forma urgente. Pero no es el fin del mundo.

El gran fichaje es Manolo Jiménez. Un estratega del alma, que tirará del carro en un proyecto que comenzó con el alta de Nauzet Pérez en la portería -para elevar la competencia con Raúl Lizoain-.

"Armaremos un bloque temible, donde la conciencia del trabajo y el espíritu de sacrificio conforman la bandera". En el discurso de Manolo Jiménez se desprende una UD revolucionaria, marcada por el sudor y la entrega. Un ejército de furia que maneja diez contrataciones de lujo para certificar el ascenso.

En esa escala de prioridades, aparecen las renovaciones. El capitán David García ya recibió la primera llamada de la entidad -del secretario técnico Toni Otero-.

El caso del gladiador de la UD no debe presentar dificultades, pero lleva su ritmo. No hay fecha para la escenificación de la firma, ni acuerdo en las cantidades a percibir.

David García (452 partidos oficiales en 15 temporadas de amarillo) está a uno de la marca histórica de Germán Dévora. Se convertirá en la próxima temporada 2018-19 en el rostro con más recorrido en la historia de la entidad -que cumple los 69 años el 22 de agosto-.

Momo es otro de los veteranos de enorme valía para el proyecto de Jiménez. El próximo 15 de julio cumple los 36 años y computa 233 partidos oficiales. Arte y jerarquía en el vestuario del costalero.

Javi Castellano también apunta a una ampliación para ampaliar la nómina del núcleo duro. Por su parte, el lateral diestro David Simón, que llega hoy a Gran Canaria tras pasar unos días de vacaciones en Ibiza, cuenta con ofertas para dejar el vestuario amarillo.

La locomotora de Jinámar ya detalló en este medio su intención de salir. "Me voy de la UD, aquí me han machado el triple que al resto (...) Se premia al polémico". El secretario técnico Otero fue contundente en relación al ´caso Simón´. "Todos los jugadores que quieran salir, deben recordar que tienen una cláusula". En el caso del defensa, que ya fue tentado por el Eibar, aparece la cifra de 30 millones de euros para alcanzar la carta de libertad.

Compartir el artículo

stats