Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UD Las Palmas

La UD, a medio construir

A dos semanas del inicio de la pretemporada, Las Palmas cuenta ya con siete caras nuevas, de las que ha presentado a cuatro

Toni Otero -izquierda- y Manolo Jiménez se dan la mano durante la presentación del nuevo técnico.

Toni Otero -izquierda- y Manolo Jiménez se dan la mano durante la presentación del nuevo técnico. JOSÉ CARLOS GUERRA

La UD Las Palmas ha aprendido. Cuando sólo restan dos semanas para que el próximo lunes 9 de julio arranque la pretemporada en Maspalomas, la plantilla cuenta ya con siete caras nuevas, seis fichajes -aunque los de Deivid y Rubén Castro todavía no son oficiales- más la incorporación de Benito al primer equipo, y se encuentra a medio hacer. Todo lo contrario que el curso pasado, cuando a estas alturas sólo había incorporado a Ximo Navarro y luego comenzaría la preparación en Mogán con el balear y Leandro Chichizola como únicos refuerzos.

La mala experiencia, evidenciada con el descenso de categoría, ha servido para variar la manera de confeccionar el equipo. Han cambiado muchas cosas, desde la secretaría técnica, donde Toni Otero sustituye a Toni Cruz y Luis Helguera como mandamás de la parcela deportiva, hasta la propia consideración de la UD, que ha pasado de ser cola de león a cabeza de ratón y, por tanto, a resultar más atractiva para futbolistas de nivel de Segunda. Y además Miguel Ángel Ramírez ha vuelto a destinar dinero para traspasos.

A diferencia de la campaña anterior, Las Palmas ha hecho los deberes en orden y, sobre todo, rápido, lo que no garantiza resultados, pero al menos habrá hecho casa cosa a su tiempo. Tras la elección de Manolo Jiménez como el entrenador que habrá de devolver a los amarillos a la máxima categoría, los fichajes han ido cayendo por líneas, como si estuviese planeado.

El primero en aterrizar fue Nauzet Pérez, que regresa a la UD para suplir a Leandro Chichizola en la portería, donde pugnará con Raúl Lizoain por un puesto como titular aunque el ex del Apoel Nicosia parte como favorito. Luego llegó Martín Mantovani, que rescindió contrato con el Leganés, donde ejerció de auténtico líder.

El argentino, que cumplirá 34 años en julio, formará parte del elenco de centrales que completan Pedro Bigas, Deivid y David García, aunque este último está a la espera de sellar su renovación de manera oficial. Ximo Navarro, por su parte tiene ofertas y su continuidad no está garantizada.

El siguiente en estampar su firma fue Fidel Chaves, el primer jugador por el que la entidad paga en concepto de traspaso -aproximadamente 150.000 euros fijos más 850.000 en variables al Almería- después de Mateo García. El onubense reforzará el extremo izquierdo, donde luchará por un puesto con Benito Ramírez, el único del filial que tiene ficha asegurada con el primer equipo para la próxima campaña.

Álvaro Lemos fue el último jugador en ser presentado, aunque su fichaje estaba cerrado desde hacía una semana. El lateral derecho gallego acabó su vinculación con el Celta de Vigo y será el sustituto de Míchel Macedo. Aunque el club todavía no ha anunciado las incorporaciones de Deivid y Rubén Castro, ambos futbolistas, que al igual que Nauzet regresan a la UD, reforzarán el centro de la defensa y la delantera, respectivamente.

A pesar de las siete caras nuevas, la plantilla todavía está a medio construir. Lo que falta seguro, y que al mismo tiempo supone una de las máximas prioridades de Otero y de Jiménez es un mediocentro organizador. También un extremo derecho y un mediapunta. Eso, como mínimo. La posibilidad de que sean más dependerá de si alguno de los que tiene contrato se marcha, aunque para ello deberá encontrar un club que ponga dinero. En ese sentido, Tana y David Simón ya han mostrado su deseo de salir. Pero lo que está claro es que la UD ha ido mucho más rápido.

Compartir el artículo

stats