La suite Moña sigue vacía. La legión de Manolo Jiménez espera el aterrizaje de Rubén Castro Martín en las próximas horas en la concentración del Hotel Dunas Don Gregory de Las Burras. Desde el club amarillo ya marcan el próximo viernes como la fecha clave para resolver el enigma. En las próximas 48 horas se agilizará la rescisión de contrato del que se convertirá en el sexto galáctico en la era Miguel Ángel Ramírez -tras las contrataciones de Juan Carlos Valerón, Prince Boateng, Jesé Rodríguez, Vitolo y Rémy-. Manolo Jiménez ya ha asegurado que el fichaje de Rubén significa un salto de calidad importante para el proyecto: "Es una garantía de gol; pero por ahora, no está aquí".

Nauzet Pérez, que se encuentra solo en la habitación, puede tener compañero esta misma semana. Rubén no entra en los planes de Setién y le resta un año más de contrato con la entidad de Heliópolis. Haro, presidente verdiblanco, ya aseguró que está dispuesto a brindar el mejor de los homenajes al Moña, que contabiliza 290 partidos y 147 goles.