Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Moña, en la era galáctica

Rubén Castro es la sexta gran operación en la 'era Ramírez' tras las altas de Valerón, Prince Boateng, Jesé, Vitolo y Rémy desde 2014

Valerón, el 16 de julio de 2013, en el estadio de Gran Canaria.

Valerón, el 16 de julio de 2013, en el estadio de Gran Canaria. Santi Blanco

La portada del rotativo Estadio Deportivo retrata la dimensión de Rubén Castro en el Real Betis. 290 partidos, 147 goles, dos ascensos a Primera División y ocho temporadas de verdiblanco. 'Rubén Castro. Soy leyenda. El hombre récord verdiblanco deja el club tras años de goles y alegrías; el Betis lo despedirá con honores'. Ahora es amarillo. El ejecutor de la era del costalero Jiménez. Junto a Sergio Araujo, el segundo estilete atómico en un ataque despiadado. Legionarios y asesinos del área, para relanzar el proyecto de la resurrección.

Con 115 duelos con la UD Las Palmas, el Moña logró la cifra de 38 dianas y fue pichichi en la 2003-04, que terminó con descenso a la Segunda División B. 14 años después, regresa con aires de galáctico. Es el sexto galáctico en la era Miguel Ángel Ramírez tras las contrataciones de Juan Carlos Valerón (2013), Prince Boateng (2016), Jesé (2016), Vitolo (2017) y el mundialista y exjugador del Chelsea Loïc Rémy.

Valerón fue presentado el 16 de julio de 2013 tras poner fin a su periplo como jugador del Dépor -de catorce temporadas- y regresaba a Gran Canaria 17 años después de su traspaso al RCD Mallorca. Alcanzó la cifra de 75 partidos y tres goles. Padeció la miseria del 22-J ante el Córdoba y saboreó la gloria del ascenso del 21-J de 2015. Tres temporadas y se retiró con 40 años, en mayo de 2016. La presentación del Flaco congregó a más de 3.000 fieles amarillos en la grada de Tribuna. Lobera contaría con una estrella en la mediapunta. La UD jugaría en esa campaña 2013-14 la liguilla de ascenso y eliminaría al Sporting de Gijón en las semifinales. En la final, sería eliminado de la forma más cruel por el conjunto de los califas.

Del césped pasó al banquillo, fue asistente de Manolo Márquez -primer equipo- y de Juan Manuel Rodríguez -segundo equipo-. El 27 de junio de 2018 abandonó la entidad amarilla, por motivos personales. Su nombre suena para la cadena del Dépor, en la que volvería a trabajar con Manuel Pablo.

Del jet privado a Barranco Seco

Prince Boateng fue el segundo bombazo de Miguel Ángel Ramírez. El ex del Milán, Schalke 04, Hertha de Berlín, Borussia Dortmund, Tottenham y FC Portsmouth es el padre de todos los fichajes mediáticos. El 1 de agosto de 2016 se hacía oficial el fichaje y se presentó en el partenón ante 5.000 almas. Estalló la 'princemanía' y dejó su impronta de musculoso del gol. Diez dianas, cinco asistencias y 29 partidos. Goles en el Bernabéu, Mestalla...Y el Van Gogh de los goles. Rubricó una obra de arte el 23 de octubre de 2016 ante el Villarreal.

Un lienzo para la historia. El príncipe del Roque Nublo, tras renovar su contrato, se iría por la puerta falsa a finales de agosto de 2017. El genio que vino del jet privado y pisó la tierra. "Vengo de la calle, de los suburbios; esto no es un insulto".

'Big Flow' y la foto del avión

Jesé Rodríguez jugó 16 partidos y anotó tres tantos. Con una asistencia, llegó cedido por el PSG en el mercado invernal de la 2016-17. 10.000 espectadores acudieron al Gran Canaria a la presentación de Big Flow, que llegó respaldado por la magia de Alen Halilovic -31 de enero-. Con Viera, Livaja, Tana, Vicente y Momo, la UD daba un salto de calidad definitivo. Y de Jesé a Vitolo. Volvía el gladiador de oro.

El internacional llegó el 12 julio de 2017, tras abonar su carta de libertad (35 'kilos') y marcharse del Sevilla, en la UD, solo disputó nueve partidos de Liga -un tanto-. Las continuas lesiones musculares lastraron una aventura que terminó en baño de lágrimas ante el Dépor. La operación costó seis millones.

Y con Rémy, traspasado al Lille (1,4 millones), la UD tiró la casa por la ventana. Mundialista y ex del Chelsea. Lograría seis dianas, pero la llegada de Jémez -final de diciembre- provocó su marcha al Getafe. De Valerón al Moña. Pasarela de activos de dimensión celestial para la patria 'pío pío'. Héroes gourmet, con el sello de Ramírez.

Compartir el artículo

stats