Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Configuración del nuevo plantel

La renovación de Javi Castellano sigue estancada

El club y el jugador no se ponen de acuerdo en las cantidades económicas del nuevo contrato -El gemelo quiere continuar

Javi Castellano, en el Gran Canaria, ante la SD Eibar.

Javi Castellano, en el Gran Canaria, ante la SD Eibar. laprovincia.es

A falta de dos semanas y un día para que dé comienzo la pretemporada, Javi Castellano todavía no sabe si estará presente o no en el césped del Estadio de Maspalomas el próximo 9 de julio. Han pasado 33 días desde que concluyera el campeonato y club y jugador todavía no se han puesto de acuerdo. El principal escollo radica en las cantidades económicas que la UD ofrece al gemelo, que ha rechazado una primera propuesta al considerarla insuficiente.

Sin embargo, la tardanza no significa que las negociaciones no vayan a llegar a buen puerto. Tanto Las Palmas como Javi tienen la predisposición de seguir vinculados y todavía quedan días para estampar un nuevo compromiso. Por el momento, la entidad considera que el mediocentro pide mucho y este cree que la oferta es demasiado baja, aun sabiendo que los jugadores con contrato han visto reducido su salario a la mitad por el descenso y entiende que no puede exigir cobrar lo mismo.

Javi Castellano tuvo la posibilidad de renovar el verano pasado por más de un campaña, pero acabó por firmar sólo una a petición suya, según él mismo confesó en este medio. Ahora, con el regreso del equipo a la categoría de plata, el club tiene la sartén por el mango y está en disposición de ofrecerle un contrato a la baja, tal y como hizo como Momo y lo hará con David García. El primero aceptó a la tercera proposición y el segundo espera una segunda llamada en la que le planteen un salario superior al de la primera oferta para dar el "sí".

El caso del gemelo es diferente. Mientras que Momo y David se encuentran en el ocaso de su carrera y su continuidad es más una cuestión simbólica que deportiva, a Javi, que tiene 30 años, todavía le quedan varios años de fútbol. El jugador es consciente de que no le va a faltar equipo si finalmente no fructifican las negociaciones para renovar con la UD.

Aunque su primera opción es seguir de amarillo, el '18' es optimista y espera tener ofertas que le satisfagan, aunque también sabe que será difícil que otro club que no sea de Primera División pueda ofrecerle más dinero del que ganaría en Las Palmas.

Por eso, entiende que deberá bajar su primera petición y confía en que el club suba su propuesta tan a la baja para intentar retener al futbolista, que cumpliría en la 2018-19 su octava temporada consecutiva en su segunda etapa en la UD.

La posición de mediocentro es una de las que todavía no se ha reforzado. Hay tres jugadores con contrato en vigor que juegan en ese lugar: Vicente Gómez, Gaby Peñalba y Alberto Aquilani, aunque la intención del club es llegar a un acuerdo con el italiano para rescindir y tampoco descarta pactar con el argentino una salida. Ello dependerá de lo que Las Palmas puede encontrar en el mercado. En cuanto a Javi Castellano, Manolo Jiménez vería con buenos ojos sus continuidad.

Cabe recordar que el gemelo fue un pieza fundamental en el último ascenso de la UD en la temporada 2014-15, cuando disputó 43 de los 46 partidos, incluyendo la promoción, con Paco Herrera en el banquillo. Hoy no se sabe si seguirá o no en el club al que ha pertenecido toda la vida, aunque confía en poder hacerlo. Para que eso ocurra deben acercar posturas, pero el tiempo se agota.

Compartir el artículo

stats