La mutación del costalero. David Rodríguez ´Deivid´ y Maikel Mesa, a escena para la batalla del siglo. Con la incógnita de David García en el tablero de ajedrez de Jiménez, la UD se rearma para triturar al indomable. Llega el Dépor, pánico en el túnel. Examen de órdago -sábado, 19.30 horas en el Gran Canaria y televisado por TVAC- para un plantel amarillo pendiente de su capitán. El zaguero sureño pasa esta mañana (10.30 horas en el Municipal de San Fernando de Maspalomas) la prueba final, para calibrar su mejoría, tras retirarse lesionado el pasado sábado en Son Moix. Con unas molestias en la zona isquiotibial izquierda, no se forzará al veterano marcador central, pieza clave y destacada en la disputa de las once jornadas.

A la expectativa, otro hijo pródigo. Deivid, que cumplió junto a Juan Cala en el eje central de la retaguardia ante el Mallorca, se postula como el elegido del costalero Jiménez. Martín Mantovani se quedaría en el banquillo. En lo referente al ataque, el tinerfeño Maikel Mesa, alejado de la titularidad tras la hecatombe en Almería (3-0), recupera el crédito.

El centrocampista conforma uno de los grandes aciertos de la dirección deportiva de Toni Otero. Llegó del Nástic y computa 582 minutos y tres dianas -dos en Liga y una en Copa-. Galarreta sufrió en exceso en esa demarcación de banda derecha ante el cuadro bermellón. El talante incisivo de Junior fue una pesadilla para el talentoso activo vasco. En busca de esa consistencia, Javi Castellano, Timor y Maikel Mesa serían los elegidos en la sala de máquinas. En el frente, el tridente MAR. Mir, Araujo y Rubén Castro suman doce dianas y se cruzan con un rival en racha. El Deportivo no cae desde el 15 de septiembre, cuando fue zarandeado por el Alcorcón.

Posesión y precisión

El Dépor tiene el tercer tope salarial de la competición: 18,5 millones. Solo es superado por la UD (19,2) y Málaga (25,2). Con Natxo González marcha tercero con 22 puntos. Encadenan seis jornadas sin besar la lona, en el único tropiezo liguero de esta edición. El resto, seis victorias y cuatro empates. Son el conjunto máximo realizador del planeta de plata, junto al Granada.

La efectividad deportivista resulta abrumadora. No concede rehenes. Suma 43 tiros a portería y han logrado la cifra de 18 dianas. El Córdoba contabiliza 56 remates a puerta y lleva 11 dianas. Va colista. Por su parte, la UD, con 50 misiles, lleva en el zurrón 16 goles y 19 puntos.

Pero es en el dato del pase, donde el Dépor de Natxo González se doctora: 5.381 movimientos de balón tras la disputa de las primeras once batallas. El conjunto que más música concede al esférico. En la medular, Bergantiños, el exjugador de la UD Vicente, Expósito y Pedro gozan de movilidad y criterio.

En punta, Quique y Carlos. Dos estiletes que ya suman doce tantos. De la estética a la huella del otro tridente, el de la Torre de Hércules -que completa Borja (2)- y que se bate en duelo con los mosqueteros de la legión -Mir, Araujo y Moña-.

La UD tiene una asignatura pendiente con el Dépor en la Isla. La última victoria amarilla en duelo oficial se remonta al 17 de marzo de 2001 en el Insular y con Kresic de responsable técnico (2-0) -27ª jornada en Primera-. Marcaron Álvaro y Josico. Luego llegaron seis derrotas y un empate, entre Liga y Copa. Especialmente bochornosa la última, en el torneo del ´KO´ (2-3), hace un año, y que significó la cabeza de Pako Ayestarán.

Enterrar la ´mano negra´

Alberto de la Bella sepulta la teoría de la ´mano negra´. Silencia las especulaciones sobre el VAR y el déficit de ocho puntos que le faltan a la UD, como denunció Jiménez. "En jugadas puntuales no nos está favoreciendo, pero no podemos hacer nada. Tenemos que preparar el partido contra el Dépor y ojalá tengamos más suerte. Al final todo se equilibra durante la temporada". Y defiende el uso del videoarbitraje: "Sí el VAR ayuda a que todo se equilibre y sea justo; sería mucho mejor".

A la hora de buscar los puntos débiles del Dépor, el ex de la Real De la Bella dignifica la partitura de Natxo González. "Partiendo de que es el equipo que probablemente mejor fútbol hace de la categoría; se sienten cómodos con el balón, pero a lo mejor no tanto defendiendo. Hay que aprovechar los espacios y generar transiciones rápidas".