Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis del rival

El Dépor de Carmelo del Pozo y Natxo González

El nuevo director deportivo de los gallegos y el entrenador vasco crearon un equipo a su medida para buscar el ascenso

17

Llegada del Deportivo al NH Imperial Playa

Carmelo del Pozo llegó el pasado mes de mayo con una misión: levantar de nuevo al Deportivo de La Coruña. El director deportivo segoviano, con pasado en el Levante, Hércules, Real Oviedo o Rayo Vallecano, reconstruyó al club gallego en torno a la figura de Natxo González, extécnico del Real Zaragoza. Eso y un mejunje de hombres con cierta trayectoria en la categoría, lejos de la búsqueda de nombres para corregir el rumbo errático del club, que acabó la temporada pasada en Segunda División. Y de momento, no le va mal el plan.

Hasta 14 incorporaciones realizó el Deportivo de La Coruña esta temporada. Dos de ellos, con pasado en la UD Las Palmas: David Simón y Vicente Gómez. Los canteranos, con más de 350 partidos de amarillo entre ambos, son dos de los fichajes que se han consolidado en el esquema de Natxo González, sostenido en un 4-4-2, en rombo.

Las posibilidades que le ofrece Simón a Natxo González son acordes al estilo que el técnico propone: laterales que vuelen como carrileros. Todo con un centro del campo donde Vicente Gómez se ha erigido como indiscutible, volante por delante de Álex Bergantiños, como norma general. Los escoltas en esa medular también tienen talento, como el de Pedro Mosquera, Michael Krohn-Dehli, Edu Expósito o el colombiano Didier Moreno.

1,7 millones por Quique

Y es que al Deportivo de La Coruña le gusta ser protagonista con el balón. Lo consigue de manera notoria, sobre todo, cuando juega en Riazor. El rombo del centro del campo, con Carles Gil de enganche, conecta a la perfección con una dupla delantera que da miedo: Quique y Carlos Fernández, que suman entre ambos 12 goles. Quique González es la referencia ofensiva y una de las grandes apuestas de este Deportivo. El conjunto gallego desembolsó 1,7 millones de euros por el ariete.

Un importe que correspondía a su cláusula de rescisión de contrato con el Osasuna, con el que solo había logrado 4 goles en 42 partidos de LaLiga 123. Algo que no le importó a Carmelo del Pozo para apostar por el canterano del Real Valladolid. Por ahora, acumula 7 goles. Su pareja de baile, Carlos Fernández, punta formado en las filas del Sevilla -y que marcó al cuadro amarillo en Nervión en Primera (2016)-.

Aunque ya cuenta con el alta médica, Fede Cartabia, lesionado durante las últimas semanas, se quedó en La Coruña. Con todo eso, el Deportivo de La Coruña cuenta con el suficiente potencial como para asaltar el Estadio de Gran Canaria. Quizá, sea ese, su rendimiento lejos de Riazor lo que más ha penalizado al conjunto deportivista.

Suman dos victorias, tres empates y una derrota, la única de todo el curso frente al Alcorcón en el estadio de Santo Domingo. Eso sí, le falta medirse a algún aspirante al ascenso lejos de su Estadio. Y ahí el Estadio de Gran Canaria de Siete Palmas aparece en el horizonte del Deportivo de La Coruña, que al igual que la UD, lo ha apostado todo a este año: subir o fracaso.

Compartir el artículo

stats