Diego Parras protagoniza la segunda baja de la UD Las Palmas en el mercado invernal -la primera fue la de Hadi Sacko y falta la de Tana-. El lateral, tal y como adelantó este medio, se marcha cedido al Real Murcia hasta final de temporada en busca de los minutos de juego que no ha tenido en el cuadro amarillo.

Ambos clubes hicieron oficial el acuerdo ayer tras varios días de negociaciones. El objetivo de la UD es que el lateral, que ni siquiera llegó a debutar en LaLiga 1|2|3, coja rodaje en un equipo con exigencia como el pimentonero, que milita en el grupo 4 de la Segunda División B y aspira al ascenso. De momento, es sexto con 35 puntos en 22 partidos, a cuatro de los puestos de promoción.

La única participación de Parras en toda la campaña fue en ante el Rayo Majadahonda en la Copa, de la que los amarillos cayeron eliminados. El pasado verano subió al primer equipo, pero no jugó ni con Manolo Jiménez ni con Paco Herrera. Ahora, con su salida, busca la reivindicación.