Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Planificación del nuevo proyecto / La cantera

La revolución de la cantera: Josep, Kirian, Cedrés y Espiau tendrán un contrato profesional en la UD

El meta, el mediapunta y el extremo ya debutaron con Mel en este curso liguero - El delantero ya lucía ficha del primer equipo desde agosto, pero se lesionó y regresó al filial

Miguel Ángel Ramírez, escoltado por Rocco Maiorino -d-, Toni Otero -i- y Nicolás Ortega. laprovincia.es

La dimensión de la nueva UD del novelista Mel. Austera pero letal. Lluvia de 'platanitos' y una economía de guerra. En plena ebullición de la operación salida -Rafa Mir, Danny Blum, Nauzet Pérez, Gaby Peñalba y Fidel Chaves ya han vaciado la taquilla en el vestuario-, la máxima prioridad pasa por seguir haciendo hueco. Antes del 30 de junio, todo activo que salga no salpica al diseño y confección del nuevo mapa salarial. Liquidar contratos y entregar todo el protagonismo a la cantera. Los elegidos por José Mel Pérez.

Del silencio a la primera línea. El meta Josep Martínez -21 años y siete duelos con el plantel profesional-, el mediapunta tinerfeño Kirian Rodríguez -23 años, dos encuentros- y el extremo Cristian Cedrés -23 años, seis encuentros- acarician el contrato profesional. Serán protagonistas.

Se estrenaron en Segunda en la pasada campaña con el estratega madrileño y han disipado las dudas. En este proceso revolucionario, del Anexo al partenón de Siete Palmas, han cuajado un rol capital Juan Manuel Rodríguez, responsable del filial, y Manuel Rodríguez Tonono, director de formación y captación de la entidad. En este grupeto de perlas, Toni Segura -21 años, tres partidos- y Carlos González -22 años, un partido-, completarán la pretemporada. Al tratarse de futbolistas de categoría sub 23, no es preciso hacerles ficha profesional.

También se les etiqueta de presente radiante. La quinta del instagrames producto de la osadía de Mel, y evoca al estallido de magia de la 201011, con Paco Jémez en el banquillo isleño, cuando Jonathan Viera (dorsal 21), Vitolo (26), Aythami Álvarez (2), Vicente Gómez (24), Raúl Lizoain (30) y Tyronne del Pino (28) pasaron de Las Palmas Atlético a la UD. Nueve años después, el presidente Miguel Ramírez Ángel Ramírez mira al vivero.

La herencia de Edu

El delantero del filial Edu Espiau -24 años, cero encuentros- disponía de ficha profesional en la pasada pretemporada. Una lesión fue operado de apendicitis- y la contratación del internacional checo Tomas Pekhart le cerraron la puerta de la fama. Tuvo que resignarse y bajar al filial, tras completar toda la pretemporada 2018 a las órdenes del costalero Manolo Jiménez.

A esta legión de mosqueteros para la reconstrucción, cabe sumar un último elemento: el centrocampista Fabio González. A sus 22 años, computa seis encuentros con el primer equipo. Se estrenó con Manolo Márquez en la máxima categoría ante el Atlético de Madrid en el Gran Canaria -26 de agosto de 2017- y cayó en el olvido. Un año después, el 18 de agosto de 2018, sumó su segundo partido oficial ante el Reus en Siete Palmas -ahora con Manolo Jiménez-. También participó ante Extremadura, Almería y Numancia.

En estos dos últimos partidos, ya fue con Mel en el banquillo del cuadro grancanario. Sin Gaby Peñalba y con Christian Rivera en el escaparate -la entidad maneja un acuerdo para la venta del excentrocampista del Huesca-, Fabio con indiscutibles como David Timor o Galarreta. Josep, Kirian, Cedrés y Edu Espiau presentan sus credenciales en la UD con todos los honores. Fabio González es una de las debilidades de Mel, pero al ser sub 23 puede alternar con el vestuario profesional y la vela chica. Cabe reseñar que la situación de Espiau -que tenía el dorsal 12- es una herencia de la temporada pasada.

Apuesta fallida de Jiménez

El preparador sevillano Manolo Jiménez -contratado en mayo del 2018 y destituido en noviembre con la UD en puestos de ascensosolo apostó de forma decidida por el citado Fabio González. El costalero quería resultados a corto plazo. La inversión (19,2 millones) de tope salarial aplastó el influjo romántico del vivero. Reseñar una fecha que escenifica la falta de fe de los platanitos: 16 de agosto de 2018. Ese día se hacía público que Espiau y Diego Parras tendrían ficha profesional, tras completar de forma íntegra la pretemporada. El ariete, lesionado, bajó al Anexo y el lateral, tras completar un partido oficial en Copa (90'), y sumar únicamente tres partidos citado ante Zaragoza, Sporting de Gijón y Real Oviedo para no debutar-.

Plantilla de 23 efectivos

Otra de las consignas que definen el nuevo proyecto pasa por la elaboración de un plantel de 22 a 23 fichas profesionales. De esta manera, hay margen para dar oportunidades y protagonismo a los diamantes emergentes del vivero. Otro de los pecados mortales del pasado proyecto fue completar un primer equipo con las 25 licencias. De esta manera, se cerró la puerta al futuro. Con el costalero Jiménez, solo debutó Diego Parras -que ahora regresa a la Isla tras su paso por el Real Murcia e la categoría de bronce-.

Por su parte, Herrera reclutó a Eric Curbelo -25 años-. El satauteño dejó el Anexo y gozó de ficha profesional para terminar el curso con 18 partidos oficiales de amarillo y un gol en el Carlos Belmonte. Con Mel llegó la revolución.El terremoto de Barranco Seco. Seis activos de la vela chica se estrenaron con Mel:Josep, Cedrés, Segura, Kirian, Carlos González y el lateral diestro Fortes. En el caso de este último, la UD maneja una opción de ampliación contractual unilateral. Identidad y austeridad. Tijeretazo y ADN del Roque Nublo. Se orquesta la venganza.

Compartir el artículo

stats